Crítica de cine, “La culpa”: el suspenso sonoro

Por Karina Solórzano

Una fotografía siempre tiene un marco o un límite que nos indica lo que tenemos que observar, no obstante, ese marco mantiene una relación con lo que no aparece, con lo que está fuera de campo. Algunos fotógrafos han aprovechado magistralmente esta comunicación entre lo dicho y lo no dicho a través de espejos, manos o miradas: las personas miran algo que no está y esa mirada es capaz de infundirnos diferentes emociones.


En el cine el fuera del campo ha tenido diferentes usos narrativos, y uno de los más famosos es el del cine clásico. En el cine clásico una pareja se besa apasionadamente, después hay un movimiento de la cámara, y el resto tenemos que imaginarlo. En el cine de terror, sobre todo en los últimos años, el fuera de campo se emplea para crear una atmosfera de tensión similar al de las novelas de Howard Phillips Lovecraft en donde reina lo “horroroso indescriptible”.


En la película danesa La culpa (Den skyldige, 2018) hay una especie de “fuera de campo sonoro”. Asger Holm (Jakob Cedergren), un oficial de policía suspendido temporalmente de sus funciones está relegado al puesto de operador del servicio de emergencias, y una noche recibe la llamada de una mujer aterrada que ha sido secuestrada. Toda la película está narrada a partir de lo que él escucha (y por tanto, imagina) y la posibilidad de llevar al límite del horror una situación tan difícil, junto con sus posibles vueltas de tuerca, es lo que crea una sensación de sentirse al borde del abismo.

A esta tensión sonora se le suma el lenguaje visual que usa primeros planos de manos, boca y orejas (los auriculares de Asger), y planos medios. Pese a que toda la acción ocurre en un espacio cerrado la película está siempre refiriéndose a los espacios en los que ocurre la acción imaginada, y entrega todos los elementos para recrearlos, porque a menudo hay más interpretación en lo que sólo se insinúa.

Dirección: Gustav Möller
Guion: Emil Nygaard Albertsen, Gustav Möller
Elenco: Jakob Cedergren, Jessica Dinnage, Omar Shargawi, Johan Olsen
País: Dinamarca
Duración: 85 min

Please follow and like us:
error

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*