spot_img
30.5 C
Santiago
miércoles, diciembre 7, 2022

últimos posts

Crítica de Cine “The Florida Project”: «Baker logra retratar este mundo escondido detrás de Diseny World, de manera tan real que parece que fuera un documental»

- Esta publicidad ayuda a mantener este sitio -

Crítica de Cine
“The Florida Project”:  «Baker logra retratar este mundo escondido detrás de Disney World, de manera tan real que parece que fuera un documental» 

Por Galia Bogolasky
“The Florida Project” (Proyecto Florida) es la nueva película del cineasta independiente Sean Baker (Tangerine) en la que el gran actor Willem Dafoe es nominado a mejor actor secundario en los próximos premios Oscar.

La historia se centra en tres niños que pasan su tiempo solos, jugando en los recovecos de un motel morado en Florida, el jardín trasero de Diseny World. El título tiene su origen en «The Florida Project», un sueño de Walt Disney que incluía la creación de una serie de moteles rosados construidos alrededor de un gigantesco parque temático en Florida que finalmente se inauguró con el nombre de Walt Disney World en 1971. En Estados Unidos los “Projects” son como los blocks locales, proyectos de vivienda públicos, en general, y que son muy sencillos y humildes.

La protagonista es una niña de 6 años llamada Moonee (Brooklunn Prince), que vive con su joven madre (Bria Vinaite) en una pieza de este motel. La mamá no trabaja, pero tampoco hace mucho, y lo peor es que tampoco se dedica a criar a su hija, sino que vive una vida bien al límite, carreteando, robando, zafando, escapando. En algunas de las aventuras lleva a su hija, pero la mayoría del tiempo la deja botada, por lo que a ella no le queda otra que juntarse con otros niños que también viven en el motel, y se dedican a hacer maldades.

Estos niños se la ingenian para pasarlo bien, en medio del calor y el abandono. Moonee se junta con el hijo de una mujer que trabaja todo el día, Scooty (Christopher Rivera), y Jancey (Valeria Cotto) una niña del motel de la esquina, que está al cuidado de su abuela y que se hace amiga de los niños, a pesar de estar en una situación de mucha mayor protección.
La mayor parte del largometraje es el seguimiento a las travesuras que realizan los niños, mientras matan el tiempo, lo que a veces parece más un documental que una ficción, ya que, sobre todo en la primera mitad de la cinta, sólo se observan situaciones, y el relato se concentra en una seguidilla de momentos donde los niños están jugando, o haciendo locuras.

En la segunda mitad de la película la historia se empieza a construir más como un relato donde uno entra en la ficción, una historia bien terrible sobre el abandono, sobre una madre que no tiene idea como criar a su hija y esta no sabe hacer nada más que imitar a su madre en sus actos que trascienden cualquier moralidad o ley. Moonee se convierta en una niña insoportable, que de tanto portarse mal uno como espectador termina odiándola, pero el cargo de conciencia te come, porque uno entiende que no es su culpa, que es una niña, sino que es el mal ejemplo de una mala madre, que no sabe lo que hace y que sólo intenta sobrevivir.

Es complejo empatizar con protagonistas que son desagradables, tanto la madre como la hija. La madre es un una mujer irresponsable, floja, que no quiere trabajar, entonces roba o consigue todo de forma tránsfuga. Es un pésimo ejemplo para su hija, ya que no sólo hace todo a la mala, sino que le enseña a su hija como hace las cosas, y las naturaliza como si fuera normal. Eso es lo que más da rabia e impotencia. Por otro lado la hija es una niña mal criada, que hace tantas maldades que ni siquiera sabe arrepentirse por lo que hace porque no sabe que está mal. 

Cuando una película tiene a personajes protagónicos que son tan odiables, tan insoportables, cuesta identificarse con el relato, es difícil sentir pena o compasión, ya que ni los personajes sienten eso por si mismos.

Por lo que el que logra doblegar ese sentimiento de rechazo es el personaje interpretado por el gran Willem Dafoe, quien es el administrador del motel, que siempre está tratando de resolver todos los problemas, que no son pocos, que suceden en ese gran edificio morado. Él es el que logra bajar las revoluciones y ser como el eterno abogado del diablo en todas las situaciones que van sucediendo en las distintas habitaciones del motel.

Baker logra retratar este mundo escondido detrás de Disney World, de manera tan real que parece que fuera un documental. Además logra crear una historia necesaria, sobre todo por lo que está pasando en Estados Unidos hoy en día, donde está el país que se luce, que es todo maravilloso y perfecto, como lo es Disney, y está el otro extremo del país, el que nunca se muestra, el que está escondido, el de la pobreza, la mala educación, los malos modales, los marginados. Sean Baker muestra ese lado B de un país que le encanta decir que es el mejor país del mundo, pero cuando uno ve esta realidad, uno se da cuenta que todo parece una gran mentira. Hollywood rara vez muestra este submundo, pero Baker, con su cine indie, logra mostrarlo de una manera tan realista como cruda y ese es su gran logro.
Película: Proyecto Florida
Título Original: The Florida Project
Distribuidora: Diamond Films Chile
Fecha Estreno en Chile: Jueves 1 Marzo 2018
Duración: 115 minutos
Director: Sean Baker
Guión: Sean Baker, Chris Bergoch (guión)
Elenco: Brooklynn Prince, Bria Vinaite, Willem Dafoe, Valeria Cotto, Caleb Landry Jones, Macon Blair, Sandy Kane, Karren Karagulian, Lauren O’Quinn, entre otros.

Latest Posts

Destacados

suscríbete

Suscríbete al newsletter para obtener la agenda cultural semanal