Crítica de serie “The Twelve”: La verdad en lo oculto

 

Por Galia Bogolasky

The Twelve (De Twaalf) es una serie belga recientemente estrenada en Netflix, creada por Sanne Nuyens y Bert Van Dael, que trata sobre el juicio de un caso emblemático y muy mediático de una mujer, llamada Frie Palmers (Maaike Cafmeyer) que es acusada de dos asesinatos: de su amiga Brechtje hace 20 años y de su hija de dos años, Roos.

A diferencia de la mayoría de las series sobre temas de crímenes, tribunales, abogados y juicios, esta serie es sobre los 12 miembros del jurado que deben dirimir y tomar la decisión final sobre si esta mujer es inocente o culpable.

La serie transcurre en la ciudad belga, Ghent. Tanto en los países europeos como en Estados Unidos y en otros países del mundo, ciudadanos comunes y corrientes son llamados a “Jury Duty” (obligaciones de jurado). Es una instancia donde deben cumplir funciones de jurado en un juicio, de manera obligatoria, como parte de los deberes que se tiene como ciudadano.

El jurado debe ser imparcial, por lo que es muy importante no tener nada que pueda generar un conflicto de interés con el caso, y la decisión que se tome. Esta decisión debe ser objetiva y nada externo debe interferir.

Pero este grupo de 12 personajes, a lo que apela el nombre de la serie, tienen vidas complicadas, y finalmente lo que te deja es que es imposible ser totalmente imparcial, porque cada vida tiene una historia, y esa historia influye en tus decisiones.

Cuando comienza la serie vemos a Delphine (Maaike Neuville) entrar al tribunal muy conflictuada, y cuando la asamblea nombra a los 12 jurados y ella no aparece en la lista, expresa un alivio enorme en su mirada. Pero a los minutos anuncian que deben haber dos suplentes, y es en ese momento cuando agregan a Delphine a la lista. Ella debe ser parte del juicio, en el caso que alguno de los jurados sea inhabilitado o le pase algo y no pueda llegar hasta el final del proceso. A Delphine se le cae el mundo, ya que su marido no la apoya y le hace la vida imposible.

Luego empezamos a conocer las historias de otros cinco miembros del jurado, todas historias complicadas, vidas conflictuadas, donde el pasado los afecta de alguna manera u otra.

Holly (Charlotte De Bruyne) es la presidenta del jurado, la más joven y la que viene saliendo de una situación devastadora, ya que sus padres fueron asesinados en su casa y ella sigue muy afectada. Ella conoce a Yuri (Tom Vermier), otro miembro del jurado, con el que empieza una relación. Yuri tiene una constructora con su hermano, y vive una situación dramática mientras está participando en el juicio: un trabajador inmigrante sin documentación se cae y muere, por lo que él debe hacerse cargo de este accidente que le pesa en la conciencia.

Otros miembros del jurado que conocemos en el desarrollo del relato son Noël (Piet De Praitere) quien tiene una adicción al sexo, y que le vende información del juicio a la prensa; Carl (Zouzou Ben Chikha) es el más duro del grupo, un personaje hostil, que tiene una hija adolescente problemática, que el no sabe cómo enfrentar, y Arnold (Peter Gorissen) es un hombre mayor que trabaja en un zoológico y se involucra con una mujer del jurado que es lesbiana, por lo que su decepción lo hace tomar decisiones duras, pero está dispuesto a defender sus ideas.

Cada uno de estos personajes está desarrollado muy bien, con un arco dramático que genera esa dicotomía entre sus conflictos personales y su rol como miembro del jurado.

Es interesante el trabajo de guion de esta serie, ya que la historia se centra en los personajes secundarios, y no en la supuesta protagonista que podría ser la mujer imputada en el juicio, que de por si es un excelente personaje, una mujer manipuladora y extrañamente perversa.

En diez capítulos The Twelve logra generar tensión, y atrapar al espectador con una trama desarrollada con un nivel de precisión muy bien logrado. Cada una de las tramas está creada con un perfecto desarrollo de personajes, y con historias principales y secundarias muy bien resueltas.

La atmósfera creada refleja la oscuridad de los crímenes y los dramas que rodean a los personajes. Es un laberinto de capas dramáticas que se desarrollan en una historia con un final impactante, pero lo realmente importante es que la verdad está en lo que no se dice, lo que se oculta, lo que queda en los recovecos del drama. Finalmente, nadie puede ser 100 % objetivo, porque nuestra historia siempre importa y esa historia afecta en nuestras decisiones. Lo que plantea la serie es interesante para analizar, para pensar y reflexionar en profundidad.

Título original: De Twaalf (TV Series)

Año: 2019

Duración: 50 minutos

País: Bélgica

Dirección: Wouter Bouvijn

Guion: Sanne Nuyens, Bert Van Dael

Música: David Martijn, Jeroen Swinnen

Fotografía: Dries Delputte

Reparto: Maaike Cafmeyer, Maaike Neuville, Charlotte De Bruyne, Johan Heldenbergh, Josse De Pauw, Lynn Van Royen, Mieke De Groote, Peter Gorissen, Piet De Praitere, Titus De Voogdt, Tom Vermeir, Zouzou Ben Chikha

Productora: Eyeworks Film & TV Drama

Género: Serie de TV. Drama. Thriller | Drama judicial

Plataforma: Netflix

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*