Entrevista a la Coordinadora General de REDFECI Daniela Fuentes Posada: “Se trata de un festival inédito que tiene el enorme desafío de representar la diversidad territorial, curatorial y orgánica de 26 certámenes de todo el país”

 

A casi un mes de que comience la primera versión del Festival de Cine en Red – REDFECI, la también gestora del proyecto que permitió dar vida a este próximo encuentro cinematográfico virtual, Daniela Fuentes Posada, nos cuenta cómo nace el certamen, y relata los desafíos que plantea llevar a cabo un evento de este tipo; online, gratuito, de carácter descentralizador, paritario y de origen colaborativo. La periodista, quien actualmente es directora de la agencia La Fuente  –a cargo de la Producción del Festival de Cine en Red- y la encargada de Programación en Balmaceda Arte Joven Valparaíso, habla también de las expectativas de participación que tiene como coordinadora general de la iniciativa, y  de cómo pretenden abordar la relación con lxs espectadores, a través de las distintas actividades de formación y mediación que considera el festival.

En un escenario que invita a re-configurar los canales de acción de los festivales de cine, Daniela Fuentes Posada, cuenta que entre lxs representantes de los 26 festivales y muestras de cine que componen la RED, optaron por tomar acción en el mes de abril ante el congelamiento de las fuentes laborales de lxs profesionalxs de estos certámenes y la incertidumbre respecto del futuro de los mismos. Y tras varias propuestas de re-activación, nace el Festival de Cine en Red, que se efectuará de manera online entre el 21 y el 30 de septiembre con diversas alternativas de visionado para todo el territorio chileno.

La coordinadora general del festival relata, en particular, cómo se ha trabajado por la construcción de un festival “otro”, que no sea la réplica de ninguno de los festivales y muestras que integran la RED. “Ha sido un camino de constante de aprendizaje a partir de ideas base como lo son la descentralización, la paridad, el trabajo colaborativo, y nuestra vocación social en cuanto al acceso y la democratización de los contenidos”, señala. En esa línea, el Festival de Cine en Red ofrece una convocatoria abierta a realizadores nacionales en todo formato, una competencia orientada a niñxs y adolescentes, un laboratorio dedicado exclusivamente a creadorxs que no sean de la Región Metropolitana, y diversas muestras no competitivas.

En un contexto de profunda crisis para el sector creativo, la profesional destaca que la línea curatorial del Festival -a través de sus diversas líneas programáticas- invita a la reflexión de los procesos de transformación que estamos experimentando como sociedades. “Creemos, en ese sentido, que (el Festival de Cine en Red) se trata de un llamado que hará eco entre lxs realizadorxs, pues el cine es, y ha sido históricamente, una potente herramienta para representar la realidad, cuestionarla y re-significarla”.

¿Cómo nace y se configura el Festival de Cine en Red, un evento colaborativo inédito para el mundo audiovisual nacional?

El Festival de Cine en Red nace como una propuesta, por parte de los festivales que componen la REDFECI, de re-activación de nuestro quehacer ante la crisis provocada por el COVID-19. Ya desde octubre de 2019 veníamos enfrentando la imprevista postergación o suspensión de diversos certámenes; si bien algunos pudieron retomar en el verano, la gran mayoría se vio nuevamente interrumpida en marzo tras el inicio de la cuarentena (FEMCINE, por ejemplo, debió suspender su 15ª edición a dos días de su inauguración, prevista para el 17 de marzo). En ese contexto, lxs profesionalxs de los festivales enfrentaron el congelamiento de sus fuentes laborales, sumado a la incertidumbre generalizada por el devenir de éstos. Fue así que en abril decidimos tomar acción y presentar el proyecto al Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio (particularmente, al CAIA). Tras evaluar distintas propuestas, decidimos que un festival online no solo podría levantar una opción concreta de recursos para lxs trabajadorxs de los festivales (en un período puntual de emergencia), sino también aportar de alguna manera al sector audiovisual (a través del pago de derechos de exhibición y contratación de charlistas, mediadores y jurados, entre otrxs profesionales), así como continuar propiciando el encuentro entre lxs realizadorxs, sus diversas miradas, y los públicos, en un escenario que nos invita a re-configurar nuestros canales de acción. En paralelo a aquello, era orgánico pensar en un primer proyecto colaborativo que pudiera reflejar el trabajo que veníamos desarrollando como Red desde el 2018, luego de dos encuentros convocados por La Fuente (Productora) en Valparaíso.

¿Cuáles son los principales desafíos para llevar a cabo un evento  de este tipo; online, gratuito, inclusivo, representativo, paritario, multicultural, en tiempos de pandemia?

Este festival ha sido un completo desafío, desde lo práctico al plano más reflexivo. Por una parte, hemos levantado un proyecto sin precedentes y de gran magnitud en tiempos sumamente acotados. El Festival de Cine en Red encuentra su origen y sentido en este particular y lamentable contexto, motivo por el cual hemos tenido que desarrollar acciones en tiempo récord, gracias al enorme esfuerzo de nuestrxs compañerxs de los festivales y muestras. En otro nivel, este proyecto ha permitido que podamos intercambiar saberes y experiencias para la construcción de un festival otro, es decir, que no viene a ser la réplica de ninguno de nuestros eventos: se trata de un certamen inédito que tiene el enorme desafío (y responsabilidad) de representar la diversidad territorial, curatorial y orgánica de 26 certámenes de todo el país. No hay una sola manera de hacer un festival de cine y estamos trabajando por dar cuenta de aquella multiplicidad de prácticas. Ha sido un camino de constante aprendizaje a partir de ideas base como lo son la descentralización, la paridad, el trabajo colaborativo -entendido desde la honestidad y reciprocidad que se le debe a lxs colegas- y nuestra vocación social en cuanto al acceso y la democratización de los contenidos.

-REDFECI mantiene convocatorias públicas, para elegir tanto a las obras de la Selección Oficial como a aquellas que se exhibirán en las muestras no competitivas, además de un Laboratorio dirigido a creadores/as locales, transformándose así en una nueva y diversa opción de difusión del trabajo audiovisual nacional y particularmente regional, ¿Qué expectativas de participación tiene, como coordinadora general de esta iniciativa?

La línea curatorial del Festival de Cine en Red, en sus diversas líneas programáticas, invita a la reflexión, a través del lenguaje cinematográfico, de los procesos de transformación que estamos experimentando como sociedades. Creemos, en ese sentido, que se trata de un llamado que hará eco entre lxs realizadorxs, pues el cine es, y ha sido históricamente, una potente herramienta para representar la realidad, cuestionarla y re-significarla. Nuestra Selección Oficial, denominada “Territorios en Transformación”, convoca a realizadorxs nacionales a presentar obras, en cualquier formato, que presenten lecturas y/o miradas críticas, personales y diversas, acerca de las formas en que vivimos y nos re-configuramos en estos nuevos escenarios. En la misma línea, las convocatorias “Creadores de universos” y “Traspasando barreras” buscan poner en común las experiencias e inquietudes de niñxs y adolescentes, respectivamente, frente a la realidad actual. En paralelo, REDFECI Lab quiere instalarse como un espacio de apoyo  -en un contexto de profunda crisis para el sector creativo- para proyectos de largometraje en desarrollo, provenientes de aquellas regiones distintas a la RM, que justamente son las que tienen menos espacios de formación y distribución de obras de este tipo.

El cambio de formato de exhibición modifica inevitablemente el comportamiento de las audiencias, entre las actividades que ofrecerá REDFECI durante su diez días de duración en el mes de septiembre, fecha en que se desconoce si permanecerán las diferentes medidas de confinamiento en los hogares chilenos, ¿Qué acciones de mediación  se generarán para vincular esta experiencia de exhibición, con las personas que se interesen y asistan virtualmente al festival?

Las acciones de mediación y formación de públicos son parte del trabajo que los certámenes audiovisuales desarrollan durante todo el año en distintos territorios, llevando la experiencia cinematográfica a lugares en que muchas veces no podría llegar de otra manera. Así, entre lxs profesionales de los 26 certámenes que componen la REDFECI existen importantes experiencias en cuanto al vínculo del cine con los públicos y todas las posibilidades que nacen de ese encuentro. Son aquellas prácticas y saberes los que también buscamos continuar potenciando y poniendo a disposición, a través de la generación de distintas herramientas e instancias de diálogo, formación, mediación y reflexión colectiva en torno a nuestra programación. Estamos preparando una serie de cápsulas audiovisuales, fichas pedagógicas y novedades programáticas para continuar promoviendo el interés y valor por el cine, en la línea de avanzar hacia una educación cultural que nos permita, en el futuro, enfrentar una eventual crisis en un escenario donde el sector artístico no sea, deliberadamente, tal como sucede en la actualidad, uno de los sectores más profundamente afectados económica y políticamente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*