Entrevista al Director y Protagonista de “El Misántropo” Francisco Melo: “Comparto su eje filosofal”

Por Natalia Ojeda

 

– Filante, dime, ¿qué es para ti la amistad?

– Diría, que es una forma ligera de hermandad.

– Hermandad, dices, ¡qué patética falsedad, si hasta tu sonrisa es pura mendicidad!

 Alceste a Filante. El Misántropo

El 29 de junio se estrenó la obra clásica del dramaturgo francés Molière, El Misántropo, dirigida por Álvaro Viguera y adaptada por el escritor chileno Rafael Gumucio. La producción está a cargo de La Santa Producciones y del Teatro Municipal de Las Condes.

El Misántropo o El atrabiliario enamorado (escrita en 1666) presenta a Alceste, protagonista de la obra, un hombre fastidiado de la hipocresía de las personas que lo rodean. Con una exagerada virtud moral y ética, crítica y reprende cada acción que le parece incorrecta a sus ojos. Sin embargo, la contraposición existencial que se le presenta es enamorarse de Celimena, una mujer que siempre está rodeada de muchas personas y pretendientes. Debido a su exagerada actitud el protagonista será traicionado por su propio corazón.

En la adaptación chilena, Álvaro Viguera manifiesta que la comedia ocurre en la actualidad, en una fiesta de fin de año, con la asistencia de personas de cierta exclusividad. Y es en ese espacio donde se debatirán las apariencias exacerbadas de los invitados, desenvolviéndose entre la hipocresía y los chismes.

Respecto de la contingencia de la obra y el sentido que tiene para el director la adaptación, agrega que: “Chile tiene cierto toque existencialista. Pero quisimos elegirla, justamente, porque encontré que había muchos temas, conceptos que resuenan hoy en día. Me pareció muy atractiva la figura de alguien que odia al género humano y, que, por otro lado, ama a una mujer, está enamorado. Aparece el tema de la hipocresía, aparece el tema de la sociedad, de lo difícil que está hoy en día el ambiente con las redes sociales y con querer apartarse, qué pasa si uno tiene la opción de apartarse o no. Entonces, todos esos choques quisimos llevarlos y, creo que, la obra resuena, hay un cruce interesante. Rafael Gumucio, adaptador de la obra, quiso mantener el verso de Molière, pero con un lenguaje actual. Creo que ahí se genera un cruce poético muy interesante, a nivel de escritura de la dramaturgia”.

Alceste, interpretado por el actor Francisco Melo, expresó las semejanzas y los elementos que le entregó al personaje principal: “Cualquier rol que uno interprete, cualquier personaje al que uno se enfrente, tiene el 99 % de uno. De partida tiene el corazón, tiene la voz, la transpiración, las manos. Uno va encontrando ciertos símiles porque, también, uno tiene que aprender a enamorarse e incluso, en algunos casos, aunque sean ética o moralmente incorrectos, tiene que aprender a defenderlos. Por otro lado, el tema misantrópico de querer escapar un poco de la sociedad, tiene muchos puntos en común. En general soy bastante lobo estepario, muy celoso de mi vida privada o de mis espacios privados. No me gusta para nada el ruido mundanal ni la fiesta. Entonces, me calza perfecto. Hay ciertos puntos en común, como en su eje filosofal que comparto, el tema de la relación con la soledad y el silencio”.

Un tema interesante que aborda la versión chilena de El Misántropo es la relación que tienen las redes sociales con los vínculos interpersonales. Francisco Melo añade que la obra: “Se adapta muy bien, incluso se hacen referencias. En la adaptación que hace Gumucio de la obra original sin duda pone esos temas en cuestión. Pone el tema de que estamos todos interconectados. Incluso, el tema de las redes sociales es un eje importante, con respecto a la tragedia que va a vivir Alceste. Porque, evidentemente, como dice “en internet son todos generales, maldigo todas sus redes sociales”, es una tremenda arma de agresión, eso está presente en la obra”.

Álvaro Viguera explica la forma en que se adaptó la obra El Misántropo para el público de hoy: “Agarrar como una pieza de museo a Molière no solo tendría un análisis antropológico o un análisis histórico, lo que uno hace es una posversión, una versión libre actualizada del clásico. No mantenemos la pieza de museo, sino que revisitamos un clásico, lo ponemos en contexto y en diálogo con la sociedad actual en nuestro país. Yo creo que es una obra bastante chilena, también. ¿Quién está dispuesto hoy en día a decir las cosas de frente? Hay una profecía tremenda y yo creo que la obra habla mucho de eso”, finaliza. 

Sobre las expectativas que tiene sobre la comedia, Francisco Melo, señala que “me gustaría que la gente viniera a entretenerse y también que eche a andar la cabeza sobre las posibilidades que plantea la obra. El tema de la hipocresía, la misantropía, las redes sociales, la superficialidad, los amores imposibles. Hay muchos puntos que pueden generar no solamente diversión, sino que cierta reflexión”.

Funciones hasta el 14 de julio en el Teatro Municipal de Las Condes.

Obra: El misántropo

Elenco: Francisco Melo, Paloma Moreno, Álvaro Espinoza, Natalia Grez, Matías Oviedo, Mariela Mignot, Cristóbal Muhr y Rodrigo Lisboa

Dirección: Álvaro Viguera

Traducción y adaptación: Rafael Gumucio

Diseño Integral: Claudia Yolín.

Composición musical: Camilo Salinas

Producción: Antonia Santa María

 

 

 

 

 

 

 

 

Please follow and like us:

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*