spot_img
30.8 C
Santiago
domingo, enero 29, 2023

últimos posts

FIDOCS Crítica de Cine “Edita”: La reconstrucción de una grande

- Esta publicidad ayuda a mantener este sitio -

Por Galia Bogolasky

Pamela Pollak estrena su primer largometraje documental después de once años de investigación, filmación y montaje, donde relata de manera notable la historia de su tía abuela, una mujer que representó un lado oscuro y misterioso de su familia que la realizadora se empeñó en sacar a la luz.

La historia comienza a fines de los años ochenta, cuando el tío de Pamela, Jarda llega a Chile desde Europa, con su cámara VHS y las cenizas de su madre, Edita; cumpliendo la promesa de traerla a la tierra donde ella vivió su periodo más feliz, luego de huir de los Nazis. A través de material de archivo y las cartas que Edita escribe a su madre desde Praga, se evidencia la decadencia de una mujer declarada loca por el estalinismo y encerrada en un sanatorio. El mito de Edita va revelando a una mujer extemporánea, feminista y madre soltera, acosada por la policía secreta checoslovaca y separada de su hijo, quien se crió en un orfanato.

La historia se centra en descubrir los misterios de esta mujer que fue perseguida por diversas razones, ya que, para su época, era una rebelde. Primero, al ser una de las pocas mujeres en estudiar en la reconocida Bauhaus, luego, por ser una intelectual, ser de izquierda, ser madre soltera, ser judía en la época del auge del Nazismo en Europa, y finalmente por ser “loca” algo que se deja entrever, que fue algo que le fue impuesto y que hay pocas evidencias que realmente tenía problemas siquiátricos, sino que había varias razones para “sacarla del mapa” e internarla en un sanatorio. Pollak explica en el conversatorio post función en Fidocs: “Vemos que el diagnóstico es esquizofrenia depresivo paranoide, pero queda la duda si su diagnóstico fue correcto o no, porque es muy posible que, ante esos regímenes, haya sido perseguida efectivamente”

La directora menciona cómo fue que comenzó esta búsqueda por saber la verdad de su tía abuela: “La sorpresa fue cuando apareció un tío que traía las cenizas y que no nos hablaban de qué cenizas se trataban, nadie hablaba en la familia, los abuelos no querían hablar de donde venían. Nosotros, como tercera generación los escuchábamos, ellos hablaban entre ellos en checo. Nosotros no entendíamos y nos hacían hacer un dibujo para esta tía, pero no nos explicaban como era la tía, entonces ahí se plantó la semilla de curiosidad”. Y agrega: “De a poquito quise empezar a investigar más y volví a Chile y nadie sabía, nadie me respondía, y me decían: «Ella es una tía especial». Hasta que murieron mis abuelos y en un entretecho había cajas dispuestas a ser quemadas y yo dije: «quiero saber lo que hay adentro de esas cajas», y me encontré con las cartas. Desde ahí empecé a reconstruir la historia de ella, conversando mucho con Yarda, teniéndolo muy cerca, él fue muy generoso, me regaló este material VHS. Básicamente la historia se sostenía desde la experiencia de él, del niño abandonado, del niño que tuvo que crecer solo, del niño que estaba en el orfanato y en algún momento se dio cuenta que tenía una tremenda familia en Chile pero que él no sabía, no la dimensionaba. Fue reconstruirlo desde la mirada femenina, y ahí es donde se remece el árbol, porque siempre habíamos escuchado el relato de él, yo decidí relatarlo desde ella”

La película tiene varias capas, que permiten varias lecturas, varios niveles que uno podría explorar. Como explica Pollak: “Uno de esos niveles tiene que ver con la historia del siglo XX resumida en 74 minutos, y los regímenes totalitarios. Hay un momento en donde Edita escribe desde una Checoslovaquia comunista hacia un Chile post dictadura militar fascista. En algún momento ella decide empezar a escribir en español, porque se da cuenta que sus cartas están siendo intervenidas”

Edita era una mujer tremendamente talentosa, pero su arte nunca fue expuesto y ella no fue reconocida por algo que hoy en día, quizás la habría hecho famosa. “Inicialmente, la película era de una artista sin obra. No es lo mismo hacer una película de Camille Claudel, con un montón de obras, que hacer una película de una persona anónima, mujer y sin obra” explica la cineasta.

La música es un elemento narrativo clave en este documental. El tema principal se expone en varios momentos con el sonido de un violín de fondo, que hace lucir cada imagen.

La cinta se va narrando a través de la lectura de cartas que Edita le escribió a su familia, cuando ellos se quedaron en Pucón y ella volvió a Europa. En ellas se describen grandes hechos históricos, como el mundial de fútbol en México, la llegada del hombre en la luna, hasta pequeñas anécdotas cotidianas, como la llegada de la Televisión y ella le sugiere a la familia en Pucón que no meta los dedos adentro del cuadrado porque le puede dar la corriente. También habla de comida, de la música y las obras de teatro, de las exposiciones que iba, porque siempre se va sintiendo una inquietud artística de ella” A través de pequeños detalles en sus escritos, se puede apreciar la soledad en la que se encontraba, lo que profundiza la tristeza del personaje.

Pamela se refiere al proceso de sacar adelante la película a lo largo de estos 11 años: «Encontré tan apasionante el recorrido que puede hacer una persona al encontrar cosas familiares que resuenan a otros».

La historia de Edita nos habla de sobrevivencia, de migración, de la historia del Siglo XX, de la familia, de la memoria, del arte, de feminismo, de discriminación, de guerras, de soledad. Son tantos temas, que Pollak logra ir armando a través de un relato atractivo visualmente, con unas animaciones con estampillas, bellísimas, realizadas por Daniel Dávila, y por un material de archivo que es un gran aporte, que son los VHS del hijo de Edita, que ayudan visualmente a reconstruir la historia. Es una película potente sobre una mujer incógnita que podría haber sido una eminencia, hasta que Pamela Pollak logra rescatar, reconstruir y plasmar su increíble historia en este tremendo documental.

Ficha Técnica

Título: Edita

Dirección: Pamela Pollak

Guión: Pamela Pollak , Pepe Torres, Jarda Rindler, Coti Donoso

Producción: Pamela Pollak, Cristóbal Sotomayor, Jaromir Rindler, María Carolina Ojalvo

Fotografía: Alejandro Peralta

Edición: Coti Donoso, Titi Viera-Gallo

Sonido: Nadine Voullième, Mauricio Molina

Música: Subhira

 

Latest Posts

Destacados

suscríbete

Suscríbete al newsletter para obtener la agenda cultural semanal