spot_img
28.8 C
Santiago
martes, diciembre 6, 2022

últimos posts

Funciones inmersivas de “En la puerta del horno se quema el pan” en Panadería Francia

- Esta publicidad ayuda a mantener este sitio -

Los días 16, 17, 18 y 19 de junio a las 19:00 horas se presenta la Cooperativa Teatral con la obra “En la puerta del horno se quema el pan” dentro de la centenaria Panadería Francia, últimas funciones en ese espacio cargado de historias y tradición panadera. Las preventas son hasta el miércoles 15 a $6000 a través del correo cooperativateatralvalparaiso@gmail.com o en puerta a $7000.

El Rucio Pizarro, niño trabajador de la panadería Roma, deberá enfrentar el paso de infante a adolescente de la mano de un despertar de la consciencia. Se ve envuelto en un contexto político donde se exigen mejoras laborales para los trabajadores panaderos, desde la actividad sindical y la lucha cotidiana por la dignidad.

De jueves a domingo se presenta esta obra inspirada en la realidad del autor, Juvenal Pizarro, quien rememora en su dramaturgia a personajes que conoció de niño, que escuchó de adulto y ahora recuerda desde su propia panadería en Rodelillo.

El traspaso

Estas funciones tienen un significado especial, se vivirá la ceremonia de traspaso de Don Juan y Tumbao, personajes de la obra encarnados por Víctor Álvarez que ahora serán interpretados por Pedro Fuentes.

Víctor Álvarez, actor, comparte: “Interpretar a Don Juan ha sido redescubrir mis propias capacidades interpretativas, puestas al servicio de un cuerpo, un rol y un contexto que no me pertenecen pero que he sido capaz de llegar a situar, comprender y defender gracias a las vivencias compartidas por panaderos que conocí en este camino, sobre todo por la historia y sabiduría del dramaturgo Juvenal Pizarro, quien es la referencia viva de un panadero dedicado al oficio, que tiene en su particular manera de expresar, trabajar y emocionarse, un Don Juan que lo daría todo por su familia sin recibir nada a cambio”.

“Por otro lado, Tumbao, es un personaje que tiene una profundidad histórica, social y política enorme, el mapuche panadero que tiene una visión diferente del trabajo, el compañerismo y la lucha por sus ideales, que lo lleva a ser una voz viva en el ejercicio de la defensa de sus derechos, y cuya salvación ocurre en la lucha junto a sus compañeros. Es otro tipo de comunidad imaginada, otro lugar de transformación, diferente al de Don Juan, igual de sincera”.

“Hacer este cambio implica traspasar no sólo la partitura física, sino también el bagaje de lo aprendido en este viaje, la ternura que subyace a la dureza y viceversa. A nivel actoral me voy con valiosas enseñanzas que me acompañarán seguramente en mis próximos desafíos escénicos”, declara Víctor.

Pedro Fuentes, predecesor de Víctor, comenta: “Creo que es una experiencia enriquecedora, tanto profesional como anímicamente. Integrarse a un trabajo de alta exigencia y que ya está funcionando a toda marcha como este es como intentar subirse corriendo a un tren en andas, como en las películas, junto a un grupo que, además de ser buenos profesionales, también son parte de mi vida como compañeros, amigos y ahora como familia”.

Cooperativa Teatral

Sebastián Caro, director de la obra, hace referencia a la metodología de trabajo: “Nos apoyamos en los arquetipos físicos que componen la comedia del arte; los viejos, los enamorados, los capitanes y los sirvientes. De esa manera pudimos hacer un vínculo con lo que la obra nos ofrecía desde los personajes escritos por Juvenal”.

“Desarrollamos un trabajo con máscaras larvarias, que delimitan el cuerpo y generan ensoñación en torno a los personajes. También trabajamos las formaciones corales, estímulos sonoros que nos llevan a desarrollar un imaginario concreto en el escenario en relación con la propuesta musical, imaginarios grandiosos, inconmensurables, que llevan al actor al límite de sus capacidades personales, apuntando a lo grande, lo extracotidiano”.

Constanza Segovia, actriz que interpreta al Rusio Pizarro, señala: “La obra surge a través de dos motivaciones, por un lado veníamos trabajando teatro comunitario con Juvenal Pizarro y nos interesaba mucho su manera de escribir, sus versos, sus rimas, su poesía. Le propusimos que escribiera sobre su mundo de panadero y así surgió la dramaturgia. Encontramos pertinente montarla con la Cooperativa Teatral. Sebastián Caro, el director, venía llegando de Italia luego de un proceso de formación en Comedia del Arte, dos situaciones que convergen muy bien y resultaron en esta obra que queremos mucho”.

María José Farfal, actriz, destaca: “Presentar en espacios no convencionales completa la obra, llegar a lugares o a personas que no están habituadas al teatro es bello, tiene que ver con el trabajo de abrir nuevos espacios para las artes y las culturas y también a la creación de audiencia”.

Para más información seguir a Cooperativa Teatral Valparaíso en Facebook e Instagram. Funciones en Av. Francia #740, esquina calle Colón, Valparaíso.

Latest Posts

Destacados

suscríbete

Suscríbete al newsletter para obtener la agenda cultural semanal