spot_img
28.1 C
Santiago
domingo, enero 29, 2023

últimos posts

Crítica de Cine: “Amigos por siempre”: No alcanza a conmover

- Esta publicidad ayuda a mantener este sitio -

Por Valeria Jauré

Esta producción estadounidense es un remake de la película francesa “Intouchables” del año 2011, que se convertiría en un éxito de crítica y de taquilla. Al tener la versión original tan fresca en la memoria por ser de una fecha cercana, e incluso estuvo disponible hasta hace un tiempo en Netflix, hace imposible el no compararla con este estreno estival. Y de ahí renace la interrogante de la necesidad de realizar adaptaciones de films, cuestión de la que no soy opositora a priori, pero habrá que admitir que siempre llego a la sala de cine con una ceja levantada.

A pesar de mi suspicacia también albergo la esperanza de pasarla bien, por lo que en este caso me entregué nuevamente a la historia, que en esta ocasión es dirigida por Neil Burger (Sin límites). En ella encontramos a Dell (Kevin Hart) quien es un ex-convicto que acaba de salir de la cárcel, y que para permanecer lejos de ella debe acreditar que tiene un trabajo, o que al menos intenta encontrar uno. No es un sujeto que busca redimirse, pero al no tener otra alternativa visita a varios posibles empleadores, y por una equivocación terminará en una entrevista para ser el cuidador de un multimillonario tetrapléjico, Phillip (Bryan Cranston), quien lo elige por ver en él la oportunidad de encontrar a una persona que no tenga dudas al momento de enfrentarse a aceptar su decisión de “no recibir ayuda mecánica en caso de una crisis”.

En la construcción de una amistad improbable es donde el film original gana en originalidad y comicidad, puesto que ambos son personas intocables, un expresidiario y un hombre que sólo tiene control de sí mismo del cuello para arriba, por lo que depende completamente de los otros. Sin embargo, en esta versión no hay sorpresas, más allá del hecho que conozcamos el relato con anterioridad, sino que estos dos hombres cínicos de inmediato parecen estar destinados a empatizar, lo que lo vuelve improbable si nos apegamos solamente a lo que el guión nos cuenta. Ya que, si bien está basado en hechos reales, la verosimilitud es un trabajo de la cinematografía y no se puede entregar por completo a la credulidad de quienes decidimos pagar nuestra entrada.

Otro elemento que comparar es, sin duda, la música incidental, puesto que en la anterior apenas la recuerdo, en “Amigos por siempre” fue de tal manera molesta que me acompaña hasta ahora que escribo estas líneas. Y es que la música en este caso, más que acentuar o insinuar la atmósfera, es tan evidente que parece desconfiar de la inteligencia de los espectadores sobre qué sentir en cada situación; un pianito divertido para un alivio cómico, un violín para un momento emotivo, y repite. Y la música docta para un momento crucial, pero claramente sería todo más épico si no se cayera en la majadería de subrayar cada momento. Porque para que haya cimas debe haber valles y profundidades, pero a veces acá es una línea plana en el horizonte.

No quiero que se mal entienda, no es una mala película propiamente tal, pero no alcanza a conmover, a pesar del gran esfuerzo que realizan los protagonistas, a quien se une, la siempre deslumbrante, Nicole Kidman. En esta ocasión le agregaron elementos a su personaje para que tuviera mayor relevancia, que además de un par de anécdotas, es lo único distinto a su versión francesa.

¿A quienes recomendaría la película? Pues, como era de esperarse, solamente a aquellos que no vieron la original, porque no hay que ser cinéfilo para no caer en el ejercicio de comparar una con otra, ya que incluso se repiten muchos planos.

Los remakes resultan interesantes cuando entre una y otra obra hay generaciones distintas, visiones diferentes, perspectivas que hacen valer la pena de revisitar historias que conocemos. Entonces, mi respuesta a la pregunta inicial es que al menos existen dos grandes grupos de adaptaciones cinematográficas; por un lado, aquellas que proponen, sumándole significados a un film, y en otro lado, las que resultan de la llana intención de evitarle al público adulto la aparente tediosa acción de leer subtítulos.

PAIS: USA

Género: Comedia, Drama

DIRECTOR: Neil Burger

DURACIÓN:  118 minutos

PROTAGONISTAS: Bryan CranstonKevin HartNicole Kidman

Latest Posts

Destacados

suscríbete

Suscríbete al newsletter para obtener la agenda cultural semanal