Ciclo Migo presenta muestra fotográfica documental sobre la contracultura urbana japonesa

 

20 de junio al 4 de julio 2019, Espacio Migo, Galería Drugstore, Local 01. Abierto de lunes a viernes, de 11:00 a 20:00 horas; sábado de 11:00 a 15:30 horas. Entrada liberada, espacio de libre tránsito. Proyecto financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes, convocatoria 2019.  

  • La fotógrafa chilena Loreto Ortega radicada en Tokio, exhibe “Express yourself don’t repress yourself: Identidad Made in Japan”, muestra fotográfica sobre el movimiento urbano Harajuku, a través del cual los jóvenes viven su libertad y expresan su identidad con llamativos looks. 
  • Este trabajo, que tiene su inspiración en el animé japonés, da cuenta de un fenómeno global en el que la estética es un medio que permite a los jóvenes romper los límites de una sociedad excesivamente normada.

Loreto Ortega (La Cisterna, Santiago de Chile  de Chile, 1992) ha sido admiradora de los animé japoneses desde niña, afición que convirtió en un estilo de vida y que la llevó a viajar a Japón al terminar sus estudios en fotografía. Luego de unos años de explorar e investigar los fenómenos urbanos de ese tipo en Chile, se propuso cumplir su meta allí. “Hace ya casi seis meses que estoy en Tokio, una experiencia alucinante. Pese a que vine sin planes, beca ni nada  programado, esta sociedad ha resultado muy respetuosa con mi trabajo de fotógrafa que acá ha sido muy prolífero. A los japoneses les gusta mi trabajo, tanto así que hace poco me publicaron en Kera Magazine, una prestigiosa revista especializada en estética alternativa”, cuenta la artista.

Para Ortega lo más motivante de este trabajo es la tremenda importancia que le asignan los japoneses a la ropa y al look, lo que atribuye a una cuestión bastante más profunda que la pura estética. “Aquí toda la gente tiene un sentido de la moda y aprecia el diseño independiente. El término Harajuku, que es el motivo de la muestra que presento, tiene su origen en un distrito de Japón donde antiguamente se juntaban los jóvenes con sus bandas. Como se les prohibió seguir tocando allí, su manera de protestar fue seguir juntándose en silencio pero con atuendos llamativos y muy producidos que igualmente hacían ruido, transformándose así en un fenómeno sociocultural. Lo interesante de esto es que la estética les permite romper los límites a través de códigos que los liberan y les permiten vivir su vida”, agrega

El fenómeno Harajuku y otros parecidos tuvieron gran repercusión en el mundo y también en Chile donde en los primeros años de los 2.000 comenzó una fuerte revolución de las tribus urbanas, que anhelaban con pasión la individualidad del ser a través de códigos silenciosos como la vestimenta. “Porque la ropa también grita libertad y creatividad”, comenta la artistapara quien el tema de la identidad contracultural constituye la esencia de este tipo de movimientos urbanos que comenzaron a florecer desde la segunda mitad del siglo XX en diversas partes del planeta.

Sobre la artista

Loreto Ortega, conocida como Blú, es titulada de fotografía del instituto profesional Arcos y su camino profesional ha transitado siempre en el mundo del animé, el manga y el cosplay, imprimiendo un estilo fotográfico y una estética particular que la distingue. Ha trabajado en forma independiente durante toda su carrera, colaborando con Kawaii Anarchy productor encargado de eventos como la Harajuku Fashion Walk en Chile.  Ha expuesto en Chile y el mundo, destacando su participación reciente en una muestra colectiva en Hong Kong en la galería Paralell Space.

CICLO MIGO

Este proyecto fue financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes, convocatoria 2019 del ministerio e incluye seis muestras individuales de artistas chilenos a lo largo de 2019, más un libro recopilatorio que incluirá todo este material artístico.

El espacio de exhibición es Migo, ubicado en galería Drugstore de Providencia, un lugar de alta visibilidad y tránsito de personas. Como tienda y laboratorio fotográfico, el interés es relevar talentos chilenos que aporten nuevas miradas y realidades para expandir nuestra cultura e imaginario.

Los fotógrafos convocados son Elías Díaz, Soledad Burgos, Loreto Ortega, Francisco Finat, Colectivo Fotográfico Rural, y Emilio Marín.

Please follow and like us:
error

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*