spot_img
28.8 C
Santiago
martes, diciembre 6, 2022

últimos posts

Consejos prácticos que debes saber para el maridaje de vinos

- Esta publicidad ayuda a mantener este sitio -

 

El vino se ha convertido en el producto más buscado en los últimos tiempos y cada vez nos volvemos más atentos a lo que bebemos. Ahora nos fijamos en la calidad de un vino, con el que podemos acompañarlo, en general, crece la cultura de la cata consciente. En definitiva, además de beber mejor, también queremos saber beber, posiblemente evitando cometer errores.

Vino y comida son la pareja ideal que se presta a diferentes tipos de combinaciones capaces de crear una perfecta armonía entre aromas y sabores. Sin embargo, si bien es cierto que el gusto personal y la inspiración del momento pueden ayudar a elegir el vino ideal para combinar con cada plato individual, muchas veces entran en juego factores objetivos que es necesario conocer para una cata óptima. Aquí te contamos cuáles son.

En la actualidad existen muchas maneras de aplicar el maridaje vino-comida inspiradas en tres corrientes de pensamiento: la inglesa, la francesa y la italiana.

Según la escuela inglesa, el principio en el que se basa cada maridaje de vino con la comida es el de la elección personal, por lo que se trata de una valoración totalmente subjetiva e individual. Pero la francesa es un verdadero decálogo que lleva a hacer ciertas consideraciones:

  • El vino fortificado nunca va bien con carnes rojas y caza.
  • Ningún buen vino tinto va bien con pescados, crustáceos o moluscos;
  • El vino blanco se sirven antes que los tintos.
  • Los vinos ligeros deben servirse antes que los más corpulentos;
  • Los vinos frescos se sirven antes que los de temperatura ambiente;
  • El vino se cata de acuerdo con un grado creciente de alcohol;
  • Cada plato tiene su propio vino en combinación;
  • Los vinos deben servirse en su mejor sazón.
  • Alterne cada sorbo de vino con uno de agua.
  • Nunca sirva solo un gran vino en una comida.

La escuela italiana, por otro lado, utiliza un enfoque sensorial y para combinar el vino con la comida tiene en cuenta las características de cada plato y comida para adoptar diferentes combinaciones

  • Maridaje por tradición: Esto se refiere a la unión de platos y vinos propios de una zona concreta, unidos por una identidad territorial bien marcada.
  • Maridaje estacional: Es decir, la combinación de alimentos y vinos según la estacionalidad y el clima del lugar.
  • Combinación psicológica: Quiere decir que se le da importancia a la ocasión de consumo.
  • Combinación para realzar que consiste en realzar uno de los dos elementos entre el vino y su comida.
  • Combinación por contraste: Este método consiste en combinar vinos y platos con sabores y aromas contrastantes pero capaces de armonizar a la perfección.

Ningún método representa una verdad absoluta pero sigue siendo una excelente herramienta para conocer las técnicas más utilizadas para maridar comida y vino.

Para combinar la comida con el vino de la manera correcta no es necesario ser un experto, basta con seguir algunas reglas fundamentales para poder elegir el vino ideal en la mesa y realzar cada plato. Aquí tienes algunos consejos prácticos para aprender a combinar vino y comida de la mejor manera.

  • Combina comidas especiadas con vinos dulces y fragantes

La comida especiada a menudo requiere vinos con un alto contenido de azúcar y buena fragancia. Platos con alto componente aromático y picantes requieren combinaciones de armonía, aromaticidad y picante.

  • Los postres se sirven con vinos dulces

El dulzor es el sabor que tiende a dominar a todos los demás, por lo que es preferible asociar un buen vino dulce y postre.

Los vinos secos en combinación con un plato excesivamente dulce tenderían a aplanarse, por lo que con tartas, postres de cuchara y chocolate es preferible combinar espumosos dulces, pasas o vino blanco dulce, siempre que no sean más dulces que el propio postre.

En el caso de platos con sensaciones dulces, conviene contrastar vinos con buena sapidez y efervescencia para crear el equilibrio adecuado.

  • Los alimentos con tendencia grasosa y aceitosa contrastan con un vino ácido

Para comidas con tendencia grasa, es mejor combinar vinos con una acidez marcada y buen cuerpo para secar el paladar de la untuosidad del plato y traer la armonía adecuada a la mesa.

La gordura también se ve potenciada por la efervescencia, por lo que los vinos espumosos dulces van muy bien con postres leudados o con mantequilla y cremas.

  • Los platos de pescado van con blancos y van bien con tintos delicados

Los pescados acompañan a la perfección un buen vino blanco late harvest que realzan su delicadeza, pero nada impide saborear platos marineros incluso con un tinto delicado y fresco, con buena frescura y sabores aterciopelados.

  • Las carnes no se acompañan solo de vino tinto

Así como el pescado se puede maridar con una copa de vino tinto, la carne también suele degustarse perfectamente con blancos.

Si es lo suficientemente estructurado y equilibrado, el vino blanco es un excelente acompañante para degustar platos a base de carne y aves asadas, aún mejor la combinación con quesos ligeros.

  • Cada plato tiene su propio vino

Cada plato requiere su vino ideal, desde los entrantes hasta los primeros y segundos platos de carnes y pescados, cada plato y tipo de cocción tiene su combinación perfecta, capaz de potenciar sus sabores.

Los aperitivos se degustan preferentemente con vinos blancos secos poco alcohólicos y se sirven fríos, si son a base de vinagre es recomendable acompañarlos con vinos blancos o tintos ligeramente espumosos.

Combine un vino blanco seco o un vino tinto ligero con caldos o sopas de verduras. Entre los primeros platos, la pasta y el risotto aderezados con salsa de tomate combinan a la perfección con vinos tintos ligeros o con un vino rosado, preferiblemente servido a una temperatura entre 15 ° y 16 °. Los aderezos blancos, por otro lado, generalmente requieren vinos blancos.

  • Beneficios que el vino aporta a nuestro cuerpo

Después de conocer algunos de los beneficios del vino tinto en nuestro cuerpo, no vas a dudar en convertirlo en una bebida frecuente en tu rutina:

  • Nos ayuda a mantener un corazón con buena salud.
  • Contribuye a mantener en los valores adecuados el nivel de colesterol en el cuerpo
  • Este brinda a nuestro cuerpo un alto valor Omega 3
  • Reduce el padecimiento de algunas enfermedades como el cáncer
  • Retarda el envejecimiento
  • Fortalece las capacidades cognitivas
  • Te brinda la oportunidad de vivir una vida más feliz

Siempre encontrarás distintas opciones de vino tinto ofertas para acompañar tus comidas y postres. Es una bebida que las personas disfrutan muchísimo en ocasiones especiales y la variedad es muy amplia. En cuanto a un buen vino blanco precio existen para todos los bolsillos, así que seguramente podrás encontrar uno que se ajuste a tu paladar y presupuesto.

Latest Posts

Destacados

suscríbete

Suscríbete al newsletter para obtener la agenda cultural semanal