Crítica de cine “Complot internacional”: Acción acorralada

 

Por Valeria Jaure

Complot internacional (Chui shao ren) es una producción china-australiana, que es por sobre todo una película de acción, en que acompañamos en su aventura a un hombre común, y que parece bueno, que se ve involucrado sin querer en medio de, como su nombre lo anuncia, un complot enorme. Esta conspiración es creada por grandes empresas trasnacionales que quieren devorarse el mundo a cambio de dinero.

El guion y la dirección está a cargo de una de las directoras más reconocidas de China Xue Xiaolu, y la fotografía es de Mark Spicer, quien tiene práctica en este género con un par de filmes de Rápido y furioso a su haber.

Con estos antecedentes podemos elegir al menos unos tres caminos para aproximarnos a este filme: desde su intención como película de acción, desde su exotismo o desde una mirada política.

Haciéndome cargo de las vías planteadas, comienzo por el cuestionamiento esnob de si las películas de este género tienen valor estético, y la respuesta, o más bien mi respuesta, es obvia, por supuesto que sí. La belleza y la experiencia que brinda un Terminator 2 (1991), una Matrix (1999), un Mad Max Fury road (2015), evoca más allá de lo vertiginoso del recorrido de sus protagonistas, y cautiva con la amplitud de sus premisas a un amplio espectro de espectadores. Con esto digo que no le suelo decir que no a la primera a un filme sólo por su categoría, quizás haya otras a las que sí, pero eso ya es materia de otras críticas que quizás nunca escriba.

Bajo este prisma Complot internacional es vertiginosa, tiene arranques de velocidad bien planteadas con momentos de tranquilidad perfectos para hacer el contrapunto. No faltarán explosiones, tiroteos y autos volcados, sin embargo, su extensión puede resultar excesiva. Hay varios giros y detalles que nos llevan de un lugar a otro, pero que no son todos necesarios para el argumento principal, lo que pareciera ser consecuencia de un guion abundante en recovecos o falta de una mano más firme en la edición.

En cuanto su exotismo, está claro que producciones chinas y, aún menos, australianas son difíciles de ver por estos lados pues su acceso no está generalizado. Hay tanta producción por allá, que por lo menos una ventaja del confinamiento es la amplitud en la oportunidad de acceder a una mayor cantidad de contenidos.

Una singularidad de la película es que se mueve por el mundo a gran velocidad, presentando culturas y paisajes muy distintos; nos vemos entre Malaui, China y Australia. Se detiene en cada región y hace que los personajes se muevan de acuerdo con las reglas explícitas e implícitas del lugar. Veremos terremotos, caídas de aviones, infidelidad y corrupción, que no creo que en Chile a nadie le parezca difícil de entender.

Finalmente, está el componente político. Este filme tiene personajes que son bastante creíbles y bien construidos, en su mayoría, pero que se ve medrado por la bajada de línea que parece ser que todo lo mostrado en relación con el gigante asiático tiene que tener cierta corrección o al menos en su final. Esto limita las decisiones argumentales, a la vez que sirve de justificativo para algunas imperfecciones en cuanto a la concordancia del relato.

Puede ser que estemos tan permeados de la cultura norteamericana que cuando viene otra a presentarnos a sus héroes con su bandera flameando detrás como salvadores del mundo nos parezca politizado, y que en el caso estadounidense lo aceptemos mejor o solamente lo hagamos objeto de una burla. El que, en uno y otro caso, levantemos la ceja de manera sospechosa y en la otra esbocemos una sonrisa, corresponde a posiciones personales, pero también a que estamos más cautivos de un lado que de otro. No obstante, que el excesivo patriotismo limite a una película es lo imperdonable. Aunque dentro de este género esto es menos relevante en su resultado final y en la experiencia que le queda al espectador.

Por tanto, son 134 minutos de buena acción, pero que se ve acorralada por su guion enrevesado y limitado en cuanto a las decisiones que pueden tomar sus personajes.

 

Fecha de estreno: 
2 de Julio en VTR
10 de Julio Itunes, Google Play/Youtube y Klic Chile
Duración: 134 Minutos

PAIS: China, Australia
GÉNERO: Acción, Drama, Misterio
DIRECTOR: Xiaolu Xue
URACIÓN: 134 minutos

PROTAGONISTAS: Jiayin Lei, Wei Tang, Xi Qi 

BF DISTRIBUTION

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*