Crítica de cine de “Amor. Boda. Azar”: Una comedia caótica

Por Javier Salah

Amor. Boda. Azar. En ese orden. No es que sean conceptos aislados; este reciente estreno de Netflix es una comedia romántica muy fiel a su nombre, sobre todo por cómo se habla del destino.

El amor está en los primeros minutos, luego que Jack (Sam Claflin) y Dina (Olivia Munn) se deben separar luego de haber estado juntos tan solo un fin de semana, tras conocerse por coincidencia. Esta historia se da por hecha, así que la primera parte promete algo novedoso.

Luego viene la boda: la hermana de Jack, Hayley, se casa con Roberto. Ella italiana y él inglés; acá hay caos por parte de la novia y sobriedad por parte de él. Algo muy representativo de cada cultura. Esto es lo mejor tratado en la película, ya que todo ocurre durante el matrimonio, y lo hace de forma ágil y dinámica. El peso, entonces, está sobre las historias paralelas que construye cada personaje, con enredos que son muy cómicos.

Y el azar es transversal durante la película. Pero es la última parte la que es más reflexiva y profunda en torno a este tema.

Así, la película es fiel a su nombre, pero también a su puntuación. Hay varios focos sin cerrar y otros que están aislados.

Entre las cosas que quedan en el aire, hay una narradora que no tiene ninguna relevancia ni relación con la propia historia. No se justifica su presencia y solo nos damos cuenta de que parte del guion no se pudo explicar, así que utilizaron este recurso para cerrar ciertos aspectos.

También se habla de la suerte y el destino, y es lo que deja varios espacios para hacer grandes momentos, pero nunca lo logra. Paradójicamente, las grandes reflexiones fueron dejadas al azar, a ver si alguien las toma. Un momento íntimo de uno de los personajes secundarios es cómo entregarse a la vida, pero no aprovechan este tópico y lo convierten en algo evidente, con diálogos forzados que evitan la reflexión para el espectador.

Lo mismo ocurre con los personajes. Cada uno muestra explícitamente cuál es su rol en la historia y cómo se relaciona con el otro. El guion se ve forzado a manifestarlo, cuando debiera ser algo que se entienda por sí solo en la construcción interna de cada uno. Acá hay un director de cine, un aspirante a actor que se viste de escocés sin serlo, un exobsesivo y una pareja insegura de su relación. Están bien interpretados, pero hay un juego temporal que entorpece toda la fluidez de la historia. Quizás otra muestra más de algo que se escapó del guion y no se supo solucionar.

Esta película está entre lo más visto de Netflix y sus críticas están dividas. No es la comedia del año, pero es una hora 40 minutos que pasa rápida porque es una historia simpática, con personajes en los que resalta el humor por sobre el romance. En estos tiempos de encierro, es una buena excusa para ver algo liviano y, precisamente, reflexionar sobre el azar. Si no lo hace la película, al menos da el pie para que lo haga cada uno.

Título: Amor. Boda. Azar. (Love. Wedding. Repeat.)

Duración: 100 minutos

Año: 2020

País de origen: Italia – Reino Unido

Director: Dean Craig

Elenco: Sam Claflin, Olivia Munn, Freida Pinto, Joel Fry

Género: Comedia, Romántico

Disponible en NETFLIX

Please follow and like us:
error

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*