spot_img
22.4 C
Santiago
domingo, noviembre 27, 2022

últimos posts

Crítica de cine “The Good Nurse”: El enfermero asesino

- Esta publicidad ayuda a mantener este sitio -

Por Juan Marín

Netflix en los últimos años ha tenido una obsesión con las producciones basadas en asesinos seriales. Este año salió la mini serie sobre el carnicero de Milwaukee, Jeffrey Dahmmer. Es una de las series más vistas del año, incluso volvió a convertir el nombre de Dahmmer en tendencia, si hasta imbéciles se disfrazaban del asesino para celebrar Halloween. La plataforma también sacó otros documentales sobre asesinos en series como Ted Bundy y John Wayne Gacy. No solo Netflix y Estados Unidos han apuntado a sus asesinos en serie estos últimos años. Hay dos películas muy buenas de Argentina y Alemania sobre esta temática. La primera El Ángel (2018) sobre Carlos Robledo Puch y la segunda The Golden Glove (2019) sobre Fritz Honka. Este tema es recurrente en las producciones a nivel global, ya que capta gran cantidad de audiencias y las historias son muy impresionantes.

En The Good Nurse veremos algo distinto. Es un asesino en serie, pero atípico en comparación a los demás. No se parece ni a Dahmmer, ni a Bundy, ni a Wayne. Este asesino tiene algo particular, mataba sin tocar a sus víctimas. Algo poco común en historias de psicópatas. Además, era un enfermero, profesión que está para cuidarnos y velar por nuestra salud. Es terrorífico pensar que alguien que ejerció esa carrera sea uno de los asesinos en serie más prolíficos de la historia de Estados Unidos.

El asesino se llama Charlie Cullen, también conocido como El Ángel de la Muerte. Era un enfermero que confesó haber matado 29 pacientes, pero se cree que sus víctimas podrían haber sido más de 400 personas. Su método de asesinar era simple, les cambiaba el suero por una dosis letal de insulina. Lo más raro de este caso es que hasta el día de hoy se desconoce la razón del asesino, hay rumores y teorías, pero nada concreto aún. Lo habían echado de cinco hospitales por malas prácticas. En parte fue culpa de la burocracia del sistema de salud.

La película está basada en una novela de Charles Graeber que cuenta la amistad de una enfermera con Charlie Cullen. Ella se da cuenta de sus atrocidades, ayuda a la policía en su investigación y logra que confiese su crimen. La cinta está dirigida por el danés Tobias Lindholm que es un buen director, aunque un mejor guionista. Es el guionista de Thomas Vinterberg, uno de los grandes directores europeos de los últimos años. Junto a él ha escrito dos de sus mejores películas: The Hunt y la ganadora al Oscar a película internacional Another Round. También el filme está producido por Darren Aronofsky (Requiem For a Dream y Black Swan). Las expectativas eran muy altas, pero lamentablemente no las cumplió. No es que sea una película mala, solo es regular.

La historia real es impactante y muy desquiciada, a tal punto que parece ficción. Sin embargo, al director le quedó grande. Podría haber creado un material mucho mejor, no supo sacar partido del insólito caso que tenía. La dirección es muy conservadora y plana, no arriesga en nada. Le falta más ritmo y agilidad. Aunque tiene momentos de tensión escalofriantes. Una fotografía fría y con poca luz ayuda a crear esos inquietantes minutos.

La película se sostiene gracias a las actuaciones de sus dos protagonistas, están brillantes. La interpretación de Eddie Redmayne como Charlie Cullen es espectacular, desde La Chica Danesa que no le veía una actuación tan buena. Esa bipolaridad que muestra, entre tierno, incomprendido y diabólico representa muy bien al personaje, se notó la preparación para interpretarlo. Sobre todo, en la escena del interrogatorio, donde colapsa y pierde sus cávales gritando repetidamente “no puedo”, como se le cambia el rostro es de terror. Ojalá logre la nominación al Oscar, se la merece. La actriz Jessica Chastain también hace un increíble papel como la enfermera. Una muestra de fragilidad y de empatía frente al resto. Genera una afinidad con el personaje. Lo mejor del film por lejos fueron ellos.

Una cinta que le falta mucho para parecerse a las grandes obras sobre asesinos en serie. No es Zodiac, ni Henry: Portrait of a Serial Killer. Solo fue una gran historia desaprovechada, tenía todo el potencial para convertirse en una de las grandes películas del año. Pero lamentablemente no ocurrió. Aunque recomiendo que la vean y saquen sus propias conclusiones. Está disponible en Netflix.

Ficha Técnica

Título original: The Good Nurse

Dirección: Tobias Lindholm

Guion: Krysty Wilson-Cairns. Novela: Charles Graeber.

Fotografía: Jody Lee Lipes

Reparto: Eddie Redmayne, Jessica Chastain, Nnamdi Asomugha.

Productora: Filmnation Entertainment, Protozoa Pictures. Productor: Darren Aronofsky.

Año: 2022

Duración: 121 min

País: Estados Unidos

Disponible en: Netflix

 

Latest Posts

Destacados

suscríbete

Suscríbete al newsletter para obtener la agenda cultural semanal