Crítica de serie “A Confession”: La importancia de la oportunidad

 

Por Galia Bogolasky

A Confession es una miniserie británica estrenada en DirecTV, del aclamado guionista y productor Jeff Pope. La historia, basada en un caso real, se centra en dos casos de jóvenes desaparecidas que tienen a un supuesto asesino en común, y a un investigador decidido a llevarlo ante la justicia, y lograr que su confesión sea admisible en el juicio.

Sian O’Callaghan, una joven de 22 años desaparece en el 2011, después de una noche con amigos. Su novio denuncia su desaparición y es ahí cuando el detective Steve Fulcher (Martin Freeman) comienza a investigar el caso, con la esperanza de encontrarla viva. Cuando logra encontrar al principal sospechoso, el taxista local Christopher Halliwell, Fulcher logra obtener su confesión, siendo muy relevante ya que no solo admite el asesinato de Sian, sino que, de otra chica, desaparecida hace muchos años, llamada Becky.

El gran dilema para este detective es si seguir el protocolo policial, que significa llevar al sospechoso a la comisaría, o tomar la confesión en ese lugar y aprovechar de encontrar el o los cuerpos, en ese momento, junto al presunto homicida, antes de que sea demasiado tarde.

A Confession es una serie muy bien dirigida por Paul Andrew Williams (Broadchurch) quien logra en seis capítulos relatar un angustioso proceso en el que el detective Fulcher se encuentra batallando para resolver un caso complejo, pero al mismo tiempo, tan fácil. Lo que uno podría pensar, que con la confesión del autor de los crímenes basta. Pero no es así.

Para que la confesión sea admitida y los casos sean debidamente formalizados por la justicia, los británicos tienen un protocolo llamado PACE, en el que los sospechosos deben ser llevados a una comisaría, y junto a un abogado, dar su declaración. Por lo que esta historia trata de justificar que este protocolo es absurdo, ya que, tal como en este caso, se pierde lo que se llama “oportunidad” de obtener información en el lugar, en ese momento.

Esta serie logra conmover, indignar, traspasar emociones en un ambiente hostil, donde la justicia parece no llegar, y donde los protocolos carecen de cualquier sentido. La interpretación de Martin Freeman es realmente notable, las emociones están a flor de piel, pero manteniendo la compostura, que es lo más importante.

Las series británicas tienen esa delicadeza en su relato, que, fundidos con la rudeza de la historia, muchas veces logran resultados admirables. Esta no es la excepción. A Confession es un drama potente, muy bien contado, con un ritmo vertiginoso y angustiante, y con interpretaciones formidables.

La frase “Pueblo chico, infierno grande” funciona perfecto en esta miniserie que logra retratar a cabalidad el drama de dos familias, y de un de detective que sólo está tratando de hacer justicia.

Título: A Confession

Dirección: Paul Andrew Williams

Guion: Jeff Pope

Producción: Jeff Pope

País: Gran Bretaña

Elenco: Martin Freeman, Imelda Staunton, Siobhan Finneran, y Joe Absolom.
Episodios: seis

Plataforma: OnDIRECTV y DIRECTV GO.

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*