spot_img
14.4 C
Santiago
martes, octubre 4, 2022

últimos posts

Crítica de Teatro “Pedro, Juan y Diego”: Reír hasta las lágrimas

- Esta publicidad ayuda a mantener este sitio -

 

Por Galia Bogolasky

Pedro, Juan y Diego es la reversión de la icónica obra del Teatro Ictus estrenada en 1976, dirigida por el gran Jesús Urqueta, quien ha tenido un prolífico inicio de año con los estrenos de Junto al lago negro en el Teatro Nacional Chileno y Colectivo total e inmediato de una inminente salvación terrestre en el GAM.

La extensa obra (2 horas y media) logra llevar una historia con un origen en el drama de un grupo de obreros en la época de la dictadura, a una historia actual, contingente y muy graciosa, logrando que el tiempo se pase volando y que el público pueda disfrutar de cada momento de manera maravillosa. La obra original era aún más larga, pero Urqueta logra adaptarla de una manera precisa, manteniendo el sentido de la historia original.

La historia ocurre en Santiago, década de los 70. Los protagonistas son Pedro, Juan y Diego. Pedro es un maestro de construcción cesante, Juan es un pequeño comerciante de frutas y verduras quebrado, y Diego es un funcionario público. La ruda cesantía los lleva a aceptar trabajar en un proyecto que es parte de un programa gubernamental de trabajo precario, que consiste en la construcción de un muro en la rotonda Pérez Zujovic, parte del Plan de Empleo Mínimo (PEM) en el dramático contexto de la dictadura.

Las actuaciones son sobresalientes, ya que logran interpretar personajes hechos a su medida, generando momentos divertidos y otros muy dolorosos, traspasando emociones potentes al espectador. Roberto Poblete interpreta a Pedro, el obrero con más experiencia, Alejandro Goic es Juan, un trabajador sin experiencia en construcción que aporta desde el humor, y Nicolás Zárate interpreta a Diego, el joven intelectual, que tiene conocimientos en idiomas, y en variados temas lo que demuestra su nivel educación, diferenciándose de los demás trabajadores. A Pedro, Juan y Diego, se suma la actriz Francisca Gavilán quien interpreta a la Sra. María, una mujer muda, logrando un trabajo destacable, sobre todo pensando que no habla en toda la obra. A ellos se suman con apariciones más breves, Francisco Ossa, el jefe déspota y negligente de la obra y Giordano Rossi, el tirano inspector de obras.

La historia podría estar ocurriendo en el Chile actual, si no fuese por pequeños guiños a la dura época de la dictadura, ya que la precariedad y abuso laboral, se sienten tan presentes que no sería raro que ocurriera hoy en día.

La puesta en escena se diferencia de los últimos trabajos de Urqueta, que se caracteriza por ser minimalista y moderno en sus montajes. En esta obra se aprecia el espacio con la obra en construcción, con bloques de cemento, que van trasladando mientras construyen el muro, junto con la carpa donde vive la Sra María. Además, el pasillo de la sala se incorpora en varios momentos del montaje, ya que los actores se desplazan en este espacio, generando una cercanía muy interesante con la audiencia.

Pedro, Juan y Diego versión actual funciona perfecto como ejercicio de memoria, y como experiencia teatral, ya que involucra al espectador en cada momento, generando empatía por los personajes, conexión con las situaciones, y momentos realmente notables que hacen reír hasta las lágrimas.

Ficha artística

Título: Pedro, Juan y Diego

Dirección: Jesús Urqueta

Elenco: Alejandro Goic, Francisca Gavilán, Roberto Poblete, Francisco Ossa, Nicolás Zárate y Giordano Rossi

Diseño Integral: Catalina Devia

Composición musical y universo sonoro: Joaquín Montecinos

Productora Ictus: Anette Olivares

Coordenadas

Teatro La Comedia (Merced 349)

Jueves, viernes y sábado a las 20 horas

Hasta el 30 de abril

$12.714 valor gral. En ticketplus

 

 

Latest Posts

Destacados

suscríbete

Suscríbete al newsletter para obtener la agenda cultural semanal