Crítica de “Una Mujer Fantástica”: “La Transgresión versus la Transformación”.

Crítica de Cine
Una Mujer Fantástica: “La Transgresión versus la Transformación”
Por Galia Bogolasky
Una Mujer Fantástica” es la última película de Sebastián Lelio. A mi gusto uno de los mejores cineastas chilenos. Esta película se estrenó en Berlín y ganó el premio al mejor guión para Lelio y Gonzalo Maza y el Teddy Award por Mejor Película.

La película comienza con el seguimiento a Orlando, interpretado por Francisco Reyes, un hombre de unos cincuenta y tantos, que trabaja en una imprenta y va a un sauna. Se le pierde algo y termina en un local nocturno viendo cantar a una mujer. Hasta ese minuto la historia es sobre Orlando. Tampoco sabemos hasta un momento después que la mujer que canta es su pareja. Ella es Marina, interpretada por Daniela Vega, una joven mesera que trabaja en “La Diana”.

Hasta que sólo en un par de escenas, muy breves, entendemos que son pareja, ya que ella está de cumpleaños y él la invita a las Cataratas de Iguazú. Los créditos comienzan con las cataratas y lo que se le había perdido a Orlando eran los pasajes. Todo bien, todo normal.

Luego la película hace un giro en 180 grados, y la historia toma otro rumbo. Cuando creía que iba a ver una historia de amor y un viaje a las Cataratas, finalmente nada de eso sucedió. Orlando muere y Marina tiene que enfrentar su muerte a punta de discriminación y prejuicios. Hasta ese momento Marina es una mujer más y lo único que podría llamar la atención es la diferencia de edad con Orlando. Pero cuando él muere, todo se vuelve en su contra, y rápidamente entendemos por qué; Marina es una mujer transexual.

La historia de Marina comienza en la clínica y después continúa con su punto de vista, dónde la sociedad, la gente en la calle y la familia de Orlando la tratan pésimo, la humillan, la discriminan, la tratan como un animal, literalmente. La familia de Orlando la deja fuera de todos los preparativos del funeral y los detectives la interrogan porque salió corriendo de la clínica cuando se enteró de la muerte de su pareja. Algo tan obvio como exagerado.

Comienza la historia de la lucha contra el abuso y la discriminación. Comienza la historia de dolor pero por sobre todo la historia de maltrato. Pero ahí surgen mis preguntas; ¿Qué pasó con esa historia de amor? ¿Qué tan sólida era? Con dos escenas no logramos entender el contexto, el pasado, el historial. ¿Fue discriminada por la familia de Orlando durante la relación? ¿Cuál era la postura de Orlando frente a su familia? Me surgen esas y muchas preguntas más. Cosas que podrían haberse expuesto durante el desarrollo de la historia. Pero lo que vemos a continuación es un maltrato constante y el desprecio a una persona que es discriminada por ser transexual. ¿Alguna vez Orlando fue maltratado por su familia? Me hubiese gustado conocer esa parte de la historia. En vez vemos un desfile de actores muy respetables del cine chileno, haciendo cameos, literalmente en algunos casos, dónde sólo tienen por objetivo evidenciar este prejuicio de la gente. Todos actúan igual, como del siglo pasado, cerrados de mente, de un estrato socioeconómico parecido, es decir ABC1, que tampoco se relaciona mucho con el que tenía Orlando. Entonces nos lleva a la siguiente pregunta: ¿Tienen que ser ABC1 para ser intolerantes frente a la diversidad sexual? ¿Es un tema de clases el que impera versus la discriminación sexual? ¿Era necesario tanto paseo de grandes actorazos, sin siquiera tener diálogos? 

Me parece que la película abusa de ciertos elementos y exagera otros, llevando a los personajes secundarios a un estereotipo del que justamente quieren enfrentar teniendo de protagonista a una mujer trans que está lejos de ser un estereotipo. ¿Será que todo lo ganado teniendo este gran protagónico se perdió con tanto secundario parecido? El único secundario que no sigue el patrón es el hermano de Orlando, interpretado por Luis Gnecco, el único que no cae en el desprecio y en el prejuicio. Pero todos los demás no tienen matices, desde Alina Kuppenheim, quien interpreta a su ex mujer, Nicolás Saavedra, su hijo, hasta Amparo Noguera, que interpreta a la detective a cargo de la investigación de la muerte de Orlando, que trata de ser “amable” con Marina, pero que termina siendo la peor de todas.  Entiendo que esta película trata de poner en el tapete el tema de la discriminación sexual, pero creo que abusa de los estereotipos del bully, y repite el recurso demasiadas veces.

Por otra parte, la historia no tiene lo que me gusta tanto de las películas de Lelio, esas escenas con excelentes diálogos, con un desarrollo emocional de los personajes, dónde cada uno de ellos pasan por situaciones, penas, dolores, algo que los hace cambiar.

En “Una Mujer Fantástica” Marina es un personaje increíble, que se luce en cámara, pero que no tiene un desarrollo. Nada cambia en su vida desde que muere su pareja. Sigue trabajando en lo mismo, sigue sufriendo del desprecio de la sociedad, sigue cantando, sigue luchando. Lo que hace es caminar y caminar, pensar y pensar, pero ¿qué pasa en su vida? ¿Toma alguna decisión?

Lo que más me gustó fue la dirección de arte, y la música. La estética es maravillosa, cada toma es una obra de arte, la luz, los planos, la ambientación, el vestuario, todo muy bien logrado, lo que es un lujo sobre todo cuando en escena no está pasando mucho, sino que uno puede detenerse a observar esa imagen y a apreciarla como si fuera una obra de arte. Se utilizan muchos primeros planos, muchos reflejos en espejos, muchos travelling, incluso hay una toma dónde en cámara lenta ella queda diagonal, mientras se vuela todo. Maravillosa. La música es muy importante ya que Marina es cantante, y las escenas dónde ella canta son muy potentes, son muy expresivas y mágicas.

Esperaba que la película me dejara algo un poco más revelador, sobre todo tratándose de una temática de diversidad sexual, dónde tienes un mundo por abarcar, y un rango enorme dónde transitar. Creo que se quedaron en lo estético, y en la belleza de Marina como personaje, lo que nos lleva al título de la película. “Una Mujer Fantástica” creo que le queda grande. Hubiese esperado que su lucha interna y su enfrentamiento a los abusos hubiese sido más evidente, más revelador, más transgresor. Es necesario, sobre todo en este tipo de cine, de generar un impacto. Creo que se quedó en lo externo. Tenía mucho potencial y no fue totalmente aprovechado.

Por otro lado se nota la mano de Fábula, tal como se ha notado en las otras películas de Lelio que ha hecho con esta productora. Se nota ese final perdido, se nota el abuso de la utilización de actores en personajes que podrían ser bolos, y se nota la desestructuración del relato. Echo de menos al Lelio que jugaba con los guiones, improvisaba pero contaba una historia, dónde comenzaba a en un punto A, le pasaba algo, y terminaba en un punto B. A la mujer fantástica le faltó ese elemento revelador. Mientras el personaje protagónico hace una transformación sexual, se enfrenta a esa constante transgresión, pero carece de una transformación emocional. Representa lo que es la transgresión versus la transformación. Para que una película te mueva, se necesita un cambio para generar emociones. Esa transformación era necesaria. 
FICHA TÉCNICA
Dirigida por Sebastián Lelio 
Guión: Sebastián Lelio, Gonzalo Maza
Elenco: Daniela Vega, Francisco Reyes, Luis Gnecco, Aline Kuppenheim, Nicolás Saavedra, Amparo Noguera, Néstor Cantillana, Alejandro Goic, Antonia Zegers, Sergio Hernández, Marcial Tagle, Pablo Greene
Casa productora: Fábula, Participant Media, Komplizen Film
Muchas Gracias, Setembro Cine
Producción ejecutiva: Jeff Skoll, Jonathan King, Rocío Jadue, Mariane Hartard, Ben von Dobeneck
Producción: Juan de Dios Larraín, Pablo Larraín, Sebastián Lelio, Gonzalo Maza
Producción general: Eduardo Castro
Productor asociado: Alexander Bohr, Martín Cárcamo
Dirección de fotografía: Benjamín Echazarreta
Dirección de arte: Estefanía Larraín
Montaje: Soledad Salfate
Música: Matthew Herbert
Sonido: Tina Laschke
Vestuario:  Muriel Parra
Producida en Chile, Estados Unidos, Alemania, España
Rodada en Santiago (Chile)

Please follow and like us:
error

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*