Desde el Festival de Cannes entrevista al director del documental de Maradona, Asif Kapadia: “La película es dura, pero es honesta”

 

Por Galia Bogolasky

En el Festival de Cannes tuvimos la oportunidad de entrevistar al director del documental “Diego Maradona” Asif Kapadia, ganador del Oscar por su trabajo en el documental Amy (Amy Winehouse) y también creador de Senna (Ayrton Senna). Cuenta con más de 500 horas de material audiovisual nunca visto. Esto fue lo que nos contó.

Después de Senna y Amy, ¿Por qué elegiste a Maradona?

El interés en Maradona, que parte antes de Senna y de Amy, es porque soy un fanático del fútbol, he visto fútbol toda mi vida. Recuerdo a nivel personal, que en 1982 todos hablaban de un niño y decían que iba a ser el mejor futbolista del mundo. Yo vi el Mundial de ese año, y en esa época todos eran fanáticos de Brasil. Y Maradona fue y no hizo mucho, lo enviaron al extranjero el año 82, y no se veía tan bien. Pero recuerdo el 86, cuando fue el mejor jugador del mundo. Recuerdo el partido contra Inglaterra, pero viviendo en Londres estaba al tanto de él en la copa del mundo, no sabía que había pasado antes de eso, incluso no sabía lahistoria de Italia. Pero

leí un libro cuando estaba estudiando cine, en 1998, 1999 leí un libro sobre él, era sobre su vida, y recuerdo haber pensado qué increíble su camino, su historia. En mi cabeza pensé “¿no sería increíble hacer una película de Maradona?”, esto en 1998. Tenía una película en Cannes, de estudiante. Luego saltamos al 2012, cuando hice Senna, que fue un gran éxito en Inglaterra, y un productor, Paul Martin me contactó y me dijo: “Este es un video de Maradona, es un video personal, ¿Te gustaría mirarlo?, ¿Te gustaría hacer una película?”. Era interesante, era sobre él entrenando, y pensé que justo después de hacer Senna, un héroe brasileño, hacer algo altiro sobre un héroe argentino. No era el timing, y dije que no, luego hice Amy y otras cosas, y después mi productor de Senna y Amy, y Paul Martin, que se hicieron amigos, buscaron este video y lo encontraron en alguna parte. Las tomas que tenía el camarógrafo eran increíbles, así que hablé con el abogado y mánager de Diego y les pregunté si podíamos hacer un acuerdo. Cuando hicimos el trato me contactaron el 2016, y para mí que hice dos películas sobre dos personas brillantes, que murieron jóvenes, Senna y Amy, pensé que sería interesante hacer una película sobre envejecer, ¿Qué pasa cuando pierdes la magia?, ¿Pierdes tu magia? Ahora, no sabía que Diego estaba tan gordo y enfermo, no supe cómo llegó a ese punto. Ese fue el camino real. Cuando empezamos a ver estos vídeos, y después cuando investigamos, aprendimos que fueron filmadas porque su primer mánager y agente, Jorge Cyterszpiler, tenía la idea de que el joven Diego Maradona, antes de irse a Barcelona, era una gran estrella. Quería hacer una película sobre él. Consiguió a dos camarógrafos argentinos que lo filmaron, y los siguieron en su última etapa de Boca hasta la época del Barcelona, cuando se lesionó y lo operaron, filmaron todo, y después se fueron a Napoli, y filmaron todo. Eso es lo que inició esta película en 1981 con Jorge Cyterszpiler, y la terminamos el 2019. Eso es la locura del camino largo.

¿Él entregó la mayoría delarchivo?, ¿Cómo elegiste el material?

Fue una de esas cosas, como me gusta hacerlo, en que tienes que ser como periodista o detective, lo miras, no sabes la fecha, no sabes nada, no hay información. Estas buscando, investigas. Lo que hago es que paso mucho tiempo investigando, con un equipo brillante. Tenemos todas estas tomas y las subimos al Avid. Las miro para atrás y adelante, y las ordeno cronológicamente, de principio a fin, adivinando, porque no sabes. Hicimos una versión larga de la película, que tenía a Argentina, cuando era joven, cuando firmó por primera vez, a su familia, cuando va a Argentinos Juniors, después a Boca, después a Barcelona, todo hasta que llegó al Napoli, en 45 minutos, y después había otra media hora, lo que pasó después en Cuba, sus hijos, muy impresionante,pero muy largo. Yo quería hacer la película para el cine, y dos horas está bien, pero ahora sé que están haciendo series de televisión, pero sé que nunca llego al final de una serie de televisión, me aburro a la mitad. Cuando haces una película, una película sobre Maradona, solo tienes que hacer lo esencial. Hay que resumir cuando fue su mejor momento y cuando empezaron los problemas. Eso fue Napoli, para mí y mi equipo. Ahí no gana nada, luego con Argentina gana el Mundial, se convierte en el mejor jugador del mundo y empiezan los problemas. Cuando miro a Diego Maradona, llega como una persona y cuando se va es otra. Esa es la razón por la que había que contar esta historia. Todo lo demás, lo que sabes que pasó después, y no sabes lo que paso antes, para mí fue lo más grande.

Durante este camino, ¿hablaste con Diego?

Me junté con Diego como tres o cuatro veces en Dubai, cuando estaba viviendo ahí. El trato era tener el derecho de imágenes, de su imagen, y podía entrevistarlo tres veces. La idea era tres veces por tres horas. Estoy acostumbrado, cuando hice Amy y Senna, hacia una entrevista, y les pedía que me dieran 10 minutos, y luego me daban dos horas, y dos horas se convertían en cinco horas. Estoy acostumbrado a entrevistar a la gente por 10 o 15 horas. A veces esa gente no está en la película, pero la investigación nos da la idea. Con Diego no es fácil conseguir 10 horas, se requieren cinco días para verlo cinco minutos. Viajamos a Dubai para conocerlo, con un camarógrafo y un sonidista, pero no se sentía bien, y su equipo nos cambiaba los días para la entrevista y así es caro estar en Dubai, con mucha gente. Al final nos fuimos a casa, no íbamos a seguir esperando, pero solo le quería decir hola. Lo fuimos a ver a su casa. Él estaba viviendo en Palm Tree en Dubai, su casa es muy linda, muy tranquila y pacífica, es un buen lugar para él. En esa primera reunión teníamos cinco minutos, lo saludamos y nos dijo: “haremos una gran película”, nos dimos la mano y nos fuimos. La próxima vez no fue nadie más, yo hice el sonido, con un equipo chico y flexible. No esperaba que fuera al estudio, yo fui a él. Fue mejor, porque tuvimos una hora y media y hablamos harto, él sentado en su sillón, mirando a Boca en la tele, mientras lo entrevistábamos, nos fue bien y lo disfrutó. Él se acuerda de todo, pero se cansa rápido. Hablé con Diego, me fui a casa, pasé 6 meses haciendo la película y no hablé con él. Hice la película. Y ahí supe de qué se trataba la película, así que quise hablar con él de nuevo. Fui a Dubai, hice la entrevista y volamos al día siguiente. Fue muy bueno, pero sobre los temas difíciles él dice: “No quiero hablar de esto o de lo otro, en los temas difíciles no menciones a tal persona”. Nos fuimos y un año después, ya teníamos la película. En la entrevista final le dije que teníamos que hablar de ciertos temas, de tal persona, de esta amistad que tenías, esa fue la última vez, y habló de todo. Todo lo que escuchas, su voz en la película es de nuestras entrevistas.

¿Él ha visto la película? ¿Crees que estaría feliz? 

No la ha visto aún. Habrá cosas sobre las que estará feliz, y probablemente habrá cosas en las que no estará contento. Es su vida, estas cosas pasaron. Es la clásica historia de Diego Maradona. Se la quise mostrar a él primero.

¿Crees que está feliz actualmente? Después de todos los problemas que ha tenido.

¿Quién sabe? No puedes adivinar, solo puedes adivinar que su opinión puede cambiar. Hace un año se la traté de mostrar, volver a Dubai y decirle “Si me equivoqué dímelo no quiero que te enojes”. Fue imposible contactar y encontrar a Diego, no estaba en Dubai, fui a Bielorrusia y después su gente nos dijo que iba a estar en Colombia, nunca hablamos directamente con él. Su equipo nos decía que estaba en Moscú, por el mundial, que se la mostráramos ahí, después de eso, que estaba en Argentina, fui a Argentina, a Buenos Aires. Compramos el pasaje, y dos días antes de partir, nos mandan un mensaje que estaba en México. Tratamos de seguirlo por el mundo. Al final hicimos la película, y dijimos “si es buena, ojalá vaya a Cannes, puede ser una gran motivación para que vaya a Cannes”. Esperábamos que viniera a Cannes.

¿Sabe que la película incluye distintos aspectos de su vida?

Cuando hablé con él le expliqué todo, pero la entrevista fue hace un rato, no sé si recuerda cuánta gente menciona, si recuerda que hablamos hace 2 años. Vio Senna, le gustó mucho, le gustaba mucho Ayrton Senna, había visto Amy, y creo que al ver a Amy se hizo una idea del tipo de películas que hago. Estaba contento cuando gané el Oscar, pero incluso la gente en la industria del cine, cuando hago películas, estoy haciéndolas, todavía no entienden lo que hacemos con mi equipo. El estilo de filmación es distinto, no llevo la cámara, llevo un micrófono chico, no parece mucho, pero después eso se convierte en una gran película. No creo que Diego haya visto este archivo, estos 40 años de él tan brillante y joven. Creo que será emocionante cuando lo vea, pero también es potente. He visto entrevistas cuando le preguntan sobre las cosas que pasaron en su vida, en entrevistas habla de eso, pero no significa que al día siguiente esté contento sobre lo que dijo. Le he mostrado la película a Fernando Signorini, porque quería asegurarme, se la mostré a sus hijos, a su familia, porque no se la pude mostrar a él, me aseguré mostrándosela a todos los demás. Dijeron que era dura, pero honesta.

¿Cuál fue la pregunta más difícil que le hiciste a Diego cuando loentrevistaste?

La primera vez que hablé con él, le mencioné a su exseñora, Claudia, y no quiso hablar de ella, o de su agente Jorge Cyterszpiler, al principio, agente y amigo, no quiso hablar y esas eran las preguntas fáciles. Entonces las difíciles, como verás en la película, son sus problemas de adicción, que tuvo hijos que no reconoció, tuvo relaciones amorosas con mujeres, todo eso que pasó. Eso fue difícil, pero al finalmente habló de ellos. Eso es lo más importante.

¿Esperas alguna repercusión de La Camorra en Nápoles?

Esto es parte de la historia y está documentado en Italia y en el mundo. Lo que hicimos fue mostrar a Diego hablando de su experiencia en esto, su gente, y los que no están. Es gente diferente ahora, pero en ese tiempo, en los 80, esta era la gente que estaba ahí. Espero que no haya recriminaciones, me gusta Nápoles. Recién mostramos la película por primera vez, no sé nada de reacciones, porque solo he estado hablando con la gente en Nápoles, que dicen que es honesta, hay cosas que les gustará y otras cosas que esperarían que no estén. Es la situación. Es lo que es.

Era como un Dios, era increíble. ¿Qué pasó? Su reputación cambió mucho.

En Nápoles, cuando vas, su imagen está en todas partes, no volvieron a ganar el Scudetto, desde entonces. Él fue el único que los hizo campeones. Hay fotos de él en todas partes, grafitis, poleras, es más como un mito, como dice Ayakushi, porque no han ganado desde entonces. Todavía lo aman. Los niños que no habían nacido lo encuentran el mejor jugador. Espero que la película les muestre cómo fue esa época cuando él jugó en Nápoles.

¿En qué momento decides que no quieres la entrevista a Maradona en la película?

He hecho algunas películas de este estilo, la de Senna es del mismo estilo, está hecha de la misma manera porque no lo pude entrevistar, porque estaba muerto. Con Amy fue igual. Con este documental, en el primer viaje pensé “es Diego Maradona, tengo que filmarlo” eran 6 días para ir a conocerlo. Todo el equipo estaba siendo pagado, y como no resultó, no lo iba a hacer de nada. La película tendría que ser simple y flexible. Él está más viejo ahora, el hombre del que hago la película en 1984 no es el tipo que está sentado frente a ti, es otra persona. Le pregunto cosas, y hay diferentes etapas, la gente envejece, y su cuerpo ha pasado por mucho. Es un hombre distinto. La idea de verlo ahora es distinta, diferentes personas harían la película de diferentes maneras. Yo quería disfrutar al joven Diego Maradona, increíble y sonriente, y pensaba hacer la película en el mismo estilo. Pero nunca sabes, cuándo comienzas una película, si el archivo sirve para contar la historia. Estás apostando, esperando. Fue muy parecido a cuando hice las películas de Ayrton Senna y Amy Winehouse, estás haciendo una película de una persona que no está. Alguien está, pero no es esa persona.

¿Qué ha cambiado desde la primera idea que tenías de él, sin conocerlo bien, como un fan del fútbol, hasta después de la película, con todala investigación?

Fue de extremos. Está el joven divertido, que le gusta bailar, cantar y disfrutar, muy entretenido, con una gran sonrisa, grandes ojos, inocente e ingenuo, y después hay un Diego bastante oscuro, un tipo oscuro que ha hecho cosas malas, que está lleno de contradicciones; el tipo bueno y el malo, ángel y demonio, una mezcla, es un tipo de la calle, que no haría lo que esperas que haga, porque lo hará a su manera. Tiene que ver con los extremos. Hay momentos en que la persona pasa de un punto a otro, y es la misma persona. Incluye algunas historias difíciles, terribles, como no reconocer a sus hijos por 30 años. Eso pasa una y otra vez, y es duro. Es muy difícil decir, de alguna manera que lo puedas entender, que él era ese tipo que hizo eso, y creo que sufrió por eso. Tomó ciertas decisiones y pagó el precio. Pero también es un luchador, la mayoría de la gente no sobrevive, él sigue adelante, se cae, y se levanta, se cae y se levanta. No sé qué persona puede hacer eso, porque mientras más sufría, con más fuerza se levantaba, todo lo que ha pasado como una muerte y resurrección, muerte y resurrección, ¿Cómo sigue ahí?

¿Cambió tu imagen de Maradona al hacer la película?

A veces tienes suerte o tienes que elegir tus opciones. La última vez que pateó una pelota fue en el penal contra Italia, para mi ahí se acabó, eso es el plotpoint, después de eso la película es un thriller. ¿Qué va a pasar ahora? Yo soy de Inglaterra así que, para mí, los ingleses, no recordamos esa semifinal. Inglaterra le ganó a Alemania, y no me acuerdo de lo que pasó en el otro partido. Fuimos a la FIFA y buscamos material sobre el 86, había material original que alguien se robó, y es muy difícil encontrar material nuevo. Antes del Mundial del 86 cuando los jugadores estaban calentando les dice que van a ser campeones, y es un gran momento. Conseguimos las tomas, la del penal, lo seguimos y sólo mostramos las reacciones. Nadie ha visto eso. A veces no es solo el material detrás de cámara, sino que son imágenes que son un material de la FIFA para mostrar momentos de fútbol de la final del Mundial, desde un ángulo alto, mirando a Diego, ese momento es grandioso, es un momento de cambio.

Felicidades porque creo que la película está bien equilibrada y no tiene juicios de valor. ¿Cómo logras eso?

Creo que una de las razones de por qué filmo con este estilo, de contar la historia con imágenes de la época, me hace ser más neutro. Yo elijo lo que te voy a mostrar. Hay una elección, solo te voy a mostrar lo que pasó. Algunos ven la película, y dicen que estamos siendo muy amables, que fuimos blandos con él, otros dicen que es duro, pero al final es la misma película. De alguna manera estoy feliz de dejarlos con su opinión y juicio, yo tengo una opinión, pero he hecho una investigación. Hablé con 80 personas cuando hicimos la película, mucha gente que lo ama y lo odia. Eso lo incorporas y encuentras la mejor manera de contar esta historia, con la música y todos los elementos, Diego y Maradona es el mismo tipo, es adorable y odiable, todo al mismo tiempo, pero es un luchador y sobrevive.

DIRECTV adquirió los derechos exclusivos del documental “Diego Maradona”, el cual estará disponible para sus clientes a través de todas sus plataformas, incluyendo su canal exclusivo de entretenimiento OnDIRECTV

 

 

Please follow and like us:

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*