Documental Chileno es seleccionado en Cinema Du Réel en Francia

La obra audiovisual de Javiera Véliz es una poesía visual que intenta poner en escena y retratar la vida de los últimos agricultores del desierto de Atacama. Una personificación de todo un territorio, que este 17 de marzo, llega a uno de los certámenes de documentales más respetados de París.

¿Será posible desaparecer en el desierto? Este documental se trata de: El viento, los pájaros, el sudor, las manos, la carretilla, la sequía y el entierro. “Vivir Allí no es el infierno, es el fuego del desierto. La plenitud de la vida que quedó ahí como un árbol” se titula la ópera prima de Javiera Véliz Fajardo, la cual se estrena internacionalmente este 17 de marzo en el centro Pompidou, como parte de la competencia del festival Cinéma Du Réel, donde además tendrá otra muestra el 22 del mismo mes.

La historia de Chile con el certamen no es distante. El año pasado, La Televonovela Errante de Raúl Ruiz fue la responsable de abrir el evento, y años anteriores piezas como (Pewen) Araucaria de Carlos Vásquez resultó ganadora a Mejor Ópera Prima en Cinéma du Réel 2016. Mismo premio recibió “La Quemadura” de René Ballesteros en el año 2010.

Este año el festival parisino recibe flamante a uno de los documentales más cautivantes del pasado Festival de Cine de Valdivia, donde la película tuvo su estreno mundial. Dónde también aterrizan en la competencia otras dos obras nacionales.  Altiplano, de Malena Szlam y Los Sueños del Castillo, de René Ballesteros,

“Vivir Allí no es el infierno, es el fuego del desierto”; un manifiesto debut en el que la directora nos lleva a Totoral, un oasis en medio del Desierto de Atacama. La película fue realizada desde una mirada íntima, donde la directora -nieta de agricultores- nos retrata parte del entorno de su propio origen.  Nos muestra un pueblo que desaparece entre sus propias colinas, un poblado que aprendió y nació de la tierra, y el afinado ojo de Véliz para demostrarnos cómo este pedazo de tierra y humanidad va mutando, cómo los árboles se van secando, y los mismos hombres, en compañía de sus animales, borran su huella y el propio paso del tiempo.

“La fuerza de la naturaleza es tan fuerte, tan justa que es invisible a los hombres. Esto es lo que me impulsó a realizar esta búsqueda, el hecho tan simple y arcaico que tras una larga espera,  cuando la naturaleza muta, se vuelve al origen y es cuando reflexionamos en nuestro modo de sobrevivir, de concebir la vida. La simplicidad de un hombre que camina sin rumbo seguido por sus animales, puntos blancos que se divisan lejanamente, con un trajinar lento, casi inerte, casi muerto. El curso natural de la vida cíclica. Todo parte y termina en el mismo lugar. Al retratar  la vida de un hombre en el desierto retratamos a un árbol que lentamente se va secando”, declara la directora  Javiera Véliz, en la intención de hacer este documental.

Un pedazo de nuestra idiosincrasia, de nuestra historia, es seleccionado en esta competencia de cine, tras su paso por Valdivia y recorrer Chile desde Antofacine al Festival de cine de no ficción en Concepción; pasando además por los Festivales Internacionales de Cine de Rengo y Chiloé. Todo con el apoyo financiero de FECICA, el Fondo Audiovisual Regional del Consejo de la Cultura y las Artes, y un Fondo de co-producción Chile/ Brasil de ANCINE.

El documental es un viaje que podría parecer seco y más bien es un caudal de intención, en esta segunda producción de Pocilga, la productora fundada por la propiaJaviera Véliz junto a Bárbara Pestan, durante el 2011. “Vivir allí…” es una poesía visual que contextualiza y conecta, y que este marzo exporta un trozo fundamental de Chile.

Estreno: Centro Pompidou, 17 de Marzo, 3:40PM, Cinema 1
Segunda Proyección: Forum desImages, 22 de Marzo, 2:15 PM Salle 300

RESEÑA DE LA PELÍCULA

El viento, los pájaros, el sudor, las manos, la carretilla, la sequía y el entierro. ¿Será posible desaparecer en el desierto? Totoral es un pueblo que desaparece entre sus colinas. Un poblado que nació y aprendió de la tierra, de sus animales y de mantenerse a salvo. El desierto constantemente va mutando, los árboles se van secando y ellos, los hombres, en compañía de sus animales, borran su huella y su paso en el tiempo.

LA DIRECTORA

Javiera Véliz Fajardo. Nace en 1986 en Copiapó, región de Atacama, Chile. Estudió Artes visuales y Cine en Santiago. El 2011 fundó la productora Pocilga junto a Bárbara Pestan. En el 2013 realiza cursos de especialización en la EICTV en Cuba y el 2015 realizó un master de dirección de fotografía en ESCAC, España. Ha realizado distintos trabajos comoproductora y directora de fotografía. Su documental “Vivir allí no es el infierno, es el fuego del desierto. La plenitud de la vida que quedó ahí como un árbol” fue estrenado a nivel nacional en el Festival Internacional de cine de Valdivia e internacional en Cinéma du Réel en Francia. Actualmente se encuentra exponiendo  “Esencia Terrenal” y desarrollando su segundo documental “Agua Marina”.

 

FONDOS OBTENIDOS

– En etapa de desarrollo premio en Pitching FECICA (Festival de cine de Copiapó), 2016

– En etapa de Producción, Fondo Audiovisual Regional del Consejo de la Cultura y las Artes

– En etapa de Post-producción en Co-producción con Brasil el fondo de Co-producción Chile

– Brasil de ANCINE

 

FESTIVALES CHILENOS EN LOS QUE HA PARTICIPADO

– Festival Internacional de Cine de Valdivia, 2018 (Estreno Mundial)

– Antofacine, 2018

– Festival Internacional de Cine de No – Ficcion Frontera Sur, Concepción, 2018

– Festival Internacional de Cine de Rengo, 2018

– FICHCINE, Festival Internacional de Cine de Chiloé, 2019

 

Please follow and like us:

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*