spot_img
30.8 C
Santiago
domingo, enero 29, 2023

últimos posts

Entrevista a bailarina de «Jessica and Me» Cristiana Morganti: “El público chileno tiene hambre de teatro”

- Esta publicidad ayuda a mantener este sitio -

Por Vale Jauré

Entrevistamos a la reconocida bailarina italiana Cristiana Morganti, histórica solista del Pina Bausch Tanztheater Wuppertal. Quien vuelve a presentarse en una nueva versión del Festival Teatro a Mil en un momento crucial en su desarrollo profesional, y por fin se toma un tiempo para reflexionar sobre sí misma, su relación con el cuerpo y con el arte de la danza, a través de Jessica and me. En esta obra la dramaturgia y coreografía son realizadas por ella.

Jessica and me es una obra que aborda múltiples temas, como el paso del tiempo, el cuerpo, la identidad. En el proceso de creación. ¿Qué fue lo más divertido y a la vez lo más difícil de abordar?

El primer tema era cómo liberarse de la sombra de la gran maestra Pina Bausch y también entender y descubrir si tenía mi propia identidad coreográfica, porque estuve 22 años en la compañía. Yo tenía mi propio lenguaje, dramaturgia, coreografía, sentido del humor.

En una parte de la obra aparece un pequeño grabador de voz, en que primero pensé que podría estar desde arriba, pero en la época (hace más de diez años atrás) no estaba el teléfono móvil y costaba mucho ir a los estudios de grabación porque era muy caro. Y por probar le pregunto a mi hijo por esa cosa pequeña para grabar, para ver el efecto y grabo estas preguntas dejando un espacio vacío entre las preguntas para contestar en vivo, que no estaba calculado. A veces sentía la pregunta, hablaba, pero la otra pregunta me interrumpía. Entendí que esto era un personaje vivo, como un partner. Así el error o una idea provisoria se convierte en algo importante.

Además de liberarme de la sombra de la maestra, el proceso de creación de esta obra me permitió preguntarme por qué estoy en escena a esta edad. Durante esta búsqueda volvieron muchos recuerdos y quería un espectáculo que hablara de mí en ese momento, dejando la compañía y empezando mi carrera como solista. Toda esta historia de los senos, de los cuerpos está ligada a mi pasado muy lejano, desde los 10 a los 18 años y esto ha vuelto. Es un espectáculo que mira hacia atrás mi pasado, para después ir hacia adelante, hacia el futuro.

La obra tiene episodios intensos, pero hay espacio para varios momentos de humor. ¿Cuál es el rol del humor en tu vida? y ¿Cómo éste traspasa a tu trabajo sobre el escenario?

Para mí es muy importante, en la vida, la ironía. Forma parte de mi carácter y pienso que en un solo de danza autobiográfico, si no hay ironía, o más bien la auto ironía, se hace una pieza insoportable.

Pienso que en la vida es una ventaja el humor, es por eso que en una obra que habla de mí, no es posible que no haya ironía. En los espectáculos de Pina había mucha ironía, momentos trágicos, irónicos. Pienso que los momentos en que te ríes permiten hacer incluso más profundos los momentos poéticos.

Llevas varios años presentando Jessica and Me. ¿Ha cambiado con el tiempo?

No mucho. Solo he cambiado pequeños textos porque cuando hice el espectáculo no estaba más en la compañía, pero sí estaba invitada para algunas producciones.

Del 2014 al 2018 estuve muy ligada a la compañía, pero los últimos tres años no más. Entonces, últimamente sufro un poco cuando hago Jessica and Me porque las personas piensan que todavía estoy en la compañía. En estos casi 8 años he hecho muchas cosas, he creado 5 espectáculos y como coreógrafa he tenido un avance. Jessica and Me se queda como la más importante porque es el pasaje de ruptura con Pina y el mundo de Pina.

Había muchos colegas, como yo, que llevaban mucho tiempo en la compañía y que también querían crear cosas nuevas. El problema era que creaban cosas muy similares a Pina. Yo pienso que la fuerza de mi espectáculo es que la dramaturgia da luz y es mi propia identidad. Y la fuerza de usar pantalón, porque Pina no quería a la mujer en pantalón, solo en falda corta o larga. La fuerza del espectáculo no es que este en pantalón, sino que logré crear mi propia estética e identidad. Esta pieza es muy importante para mí porque es sincera y soy yo misma.

Anoche el público estaba encantado. ¿Sientes que es necesario mostrar esta vulnerabilidad para conectar a la audiencia con el virtuosismo de la danza?

Para mí sí es necesario. Cuando yo miro un espectáculo siento muy fuerte cuando el artista es auténtico, cuando no es un show hacia afuera, por puro virtuosismo, y es difícil lograr esto en teatro.

Cuando se siente algo frágil, uno puede empatizar. Por ejemplo, cuando hablo de los senos y de todos sus problemas, todas las mujeres o la mitad de las mujeres en el público entienden la violencia sobre nuestro propio cuerpo. Para mí es difícil este momento donde estoy en el escenario en sostén y calzón porque tengo 55 años y lo creé cuando tenía 45 y mi cuerpo ya no es el mismo. Ese momento es de fragilidad y el público lo siente, pero pienso que sentir la fragilidad para el público es algo muy bello y precioso. Cuando vas a ver a los grandes bailarines, todos musculosos y atléticos es admirable, pero no está la empatía.

¿Qué esperas del público chileno?

Espero que tenga más público, la gente ha hablado bien del espectáculo, que lo recomienden.

Pero yo ya conocía al público chileno, porque vine en el 2018 con otro espectáculo y recuerdo el calor del público. Quería regresar porque pienso que es un espectador muy especial, curioso y tiene hambre de teatro. Cuando vas a Paris o a Londres la gente está sentada aburrida, porque ya ha visto teatro todo el año, a veces teatro que no es bueno.

Espero que llegue más público, normalmente hago esta obra en el idioma a donde voy. Este espectáculo está en italiano, alemán, inglés y en francés. Pero español no hablo, entonces es muy difícil hacer un espectáculo donde hay mucho texto en un idioma que no hablo, por esto tomamos la decisión de los subtítulos y estaba muy preocupada de que pudiera funcionar. Sin embargo, por lo que se pudo ver el público logró conectar completamente.

Ficha artística

Coreografía y performance: Cristiana Morganti

Colaboración artística: Gloria Paris

Diseño de iluminación: Laurent P. Berger

Video: Connie Prantera

Consultoría de música: Kenji Takagi

Edición de música: Bernd Kirchhoefer

Dirección técnica: Jacopo Pantani

Técnico de audio y video: Alessandro Di Fraia

Técnico de iluminación: Sgommino Berselli

Manejo internacional: Aldo Grompone

Producción: il Funaro – Pistoia (Italia)

En colaboración con Fondazione I Teatri – Reggio Emilia (Italy)

Latest Posts

Destacados

suscríbete

Suscríbete al newsletter para obtener la agenda cultural semanal