spot_img
25.8 C
Santiago
martes, diciembre 6, 2022

últimos posts

Entrevista a curador de exposición colectiva Premiados Espacioarte Joven Felipe Forteza: “La idea es mostrar artistas jóvenes y apreciar qué es lo que ha pasado con ellos en los últimos años”

- Esta publicidad ayuda a mantener este sitio -

Por Franco Lagos

En el marco de Gallery Weekend Santiago, el pasado jueves 29 se llevó a cabo la inauguración de la exposición colectiva Nuevas Generaciones: Premiados Espacioarte Joven 2015 – 2022, conformada por los artistas Nelson Hernández, Carolina Muñoz, Oscar González, Francisca Garriga, Fernanda López, Andrés Parra, Paula Coñoepan, Paula Huenchumil, Loretta Cáceres, Josefina Bardi, Paula Carmona, Valentina Guerrero, Ofelia Andrades, Gonzalo Contreras, Fiorella Angelini, Valentina Jara-Bravo, Carlos Vidal, Colomba Fontaine, Pía Bahamondes, Carolina Vilches, Marina Piracés, Daniel Délano, Sofía Godoy, Sebastián Cobo, Camila Baeza, Matías Fuentes, Consuelo Walker, Carolina Agliati, Wilkellys Pirela y María Gracia Basso.

El premio Espacioarte Joven es un reconocimiento que se realiza todos los años, desde sus orígenes en el 2015, donde se busca galardonar y apoyar a las nuevas generaciones de artistas de diversas formaciones las cuales incluyen pintura, escultura, fotografía, textil y más. Como instancia de exposición para el espectador, no solo se permite la contemplación de las piezas artísticas, sino que también la comercialización de estas

Puedes conocer la exhibición cargada de distintas corrientes y expresiones hasta el sábado 29 de octubre de 2022 de forma gratuita y abierta para todo público

Pudimos conversar con algunos de los artistas y el curador de Galería Artespacio Felipe Forteza:

¿Cómo nace la iniciativa de reunir a todos estos talentos en la exposición?

Felipe Forteza: Desde Gallery Weekend, que fue parte de la iniciativa, la idea era mostrar artistas jóvenes y apreciar qué es lo que ha pasado con ellos en los últimos años, son todos ganadores que participaron en el concurso Arte Joven Artespacio.  Algunos de ellos han prosperado en su trabajo, se volvieron más conocidos, han vendido sus obras. Lo vemos como una oportunidad para mostrar el diseño y talento nacional. Tenemos todos que apoyar a los artistas, hoy en día es muy difícil surgir, el mercado está un poco deprimido, por lo tanto, hay que ayudarlos no solo con la compra, sino que también con la difusión y circulación de las piezas de arte.

¿Qué es lo que más ha llamado la atención en la exposición?

Felipe Forteza: Hay trabajos súper interesantes. Hoy en día, por ejemplo, el tema del trabajo textil está de moda. Aquí hay dos obras que se han robado miradas porque son fotografías que fueron intervenidas con trabajo textil lo que hace que la obra en sí tenga una contundencia muy grande, se hace un trabajo bien rico creativamente, mezclando el mundo de la fotografía, la textura y la materialidad. En esta exposición hay instalaciones, esculturas, pinturas, fotografías, por lo tanto, es una exposición bastante diversa y muy entretenida para que la gente venga a ver las distintas tipologías de arte que existen.

¿Cómo defines tú el estilo de tu obra?

Nelson Hernández: Soy pintor y me encanta pintarlo todo de todas las formas posibles. Cuando gané el concurso en el año 2018, lo hice con una pieza que era mucho más hiperrealista, se llamaba Mujer sentada en una silla, una pieza con un estilo definido. Ahora aproveché la oportunidad para mostrar una obra con un estilo bien distinto, mucho más gráfico, más cercano a la caricatura, a la ilustración, pero también siempre manteniendo la historia del arte y de la pintura, como referente en este caso es una que se llama El rapto de las hijas de Leucipo y es una pieza original de Rubens que, a la vez, es 100% clásica. Estoy pasando por un periodo más bien barroco donde las composiciones están cargadas de diagonales y cuerpos que se agolpan. Para esta obra me pareció súper atractivo cruzar lo barroco con lo gráfico donde además le incorporé peluches y traer al año 2022 el tema de la pieza original, acercarlo a lo pop.

¿Cómo fue para ti la elección de colores?

Nelson Hernández: Tomo harta conciencia con el uso de las paletas. En este caso en particular, esta pieza es acrílico y trato de explotar lo más posible las paletas sintéticas actuales. Por ejemplo, la pieza original (de Ruberns) es un óleo sobre tela y todos los pigmentos son de origen natural, sin embargo, en la época actual tenemos paletas mucho más saturadas, más flúor, todas de origen sintético entonces, en ese sentido, trato de ser fiel a los tiempos que vivimos. Hice un juego curioso con respecto a las sombras ya que en este caso son todas rojas y violetas, lo cual no es común, porque, por lo general, tienden a ser más frías y aquí aposté por los colores cálidos, con el propósito de tratar de empujar cierta incomodidad, pero con un atractivo visual. Quiero que sea algo así como un caramelo para el ojo humano.

¿Qué significado tiene esta instalación artística?

Consuelo Walker: Es una instalación que está intervenida con clavos que representa la idea de sentir. Trabajo mucho con interpretar juguetes de niños. Los niños son los primeros en querer sentir sin importar qué es lo vaya a pasar, si hay dolor o no hay dolor, de querer tocarlo todo. Quiero invitar al espectador a tocar, a provocar sin importar el contexto. La pandemia, por ejemplo, nos inculcó el alejarnos y, al contrario, esta obra invita a acercase, a interactuar y sentirla.

La obra se compone de una cama saltarina individual con clavos de puntas doradas apuntando hacia arriba ¿De dónde nace la idea de juntar objetos que para algunos no tienen ninguna relación?

Consuelo Walker: Yo siempre he trabajado con agujas y alfileres de gancho. Todo lo relacionado a la costura y me pasaba que la gente siempre los quería tocar. Ahí se me vino a la mente el concepto de que los niños siempre son los primeros que quieren tocar, por lo que quise mezclar objetos que clavan y pinchan con juguetes de niños, como lo es la cama saltarina.

Tu obra se compone de una fotografía que desencadena en una trenza ¿Cómo se te ocurrió mezclar estas dos cosas?

Fernanda López: La persona de la fotografía soy yo, siempre trabajo con mis propias obras, tanto en la cámara como la disposición de la foto. Como artista me interesa harto involucrarme en la creación de la obra. Yo trabajo mucho con la instalación y mezclar todo lo que es técnica textil y el performance, en este caso usé una fotografía con una acción bien específica y le incluí la trenza para tensionar la imagen con lo material. Esta trenza se une a mi pelo configurándose como uno solo, como el objeto mas la persona.

¿De qué está hecha la trenza que sale de la imagen?

Fernanda López: Es una trenza de palqui, una planta chilena. Me inspiré mucho en la cultura popular, el palqui se utiliza para espantar el mal de ojo. Tú haces una cruz de palqui con un hilo rojo y unes dos partes, la trenza está conformada por varias cruces para espantar este mal de ojo que a uno a veces lo ronda. El palqui tiene varias características, es venenoso, hay que manejarlo con mucho cuidado, se da en ciertos periodos de tiempo y no hay que estar tan expuesto a él. Esas fueron algunas de las razones que me llamaron la atención. Esta planta se encuentra en toda la región central, si tú caminas por las calles de Santiago lo vas a poder ver, es como una maleza, tiene un olor muy hediondo y hojas alargadas de color verde oscuras porque no se seca ni se ponen amarillas.

Exposición Nuevas Generaciones: Premiados Espacioarte Joven 2015 – 2022

Ganadores de Espacioarte Joven 2015 – 2022

Galería Artespacio

CV Galería

29 de septiembre al 28 de octubre 2022

Alonso de Córdova 4355, Vitacura

 

 

Latest Posts

Destacados

suscríbete

Suscríbete al newsletter para obtener la agenda cultural semanal