spot_img
28.1 C
Santiago
domingo, enero 29, 2023

últimos posts

Entrevista a las artistas Francisca Garriga y Carolina Agliati: “Lo bonito de esta exposición es elevar algo tan cotidiano, y llevarlo al arte»

- Esta publicidad ayuda a mantener este sitio -

Por Galia Bogolasky 

Entrevistamos a las artistas visuales Francisca Garriga y Carolina Agliati, quiénes presentan la exhibición De Geometría_ Vol I en Galería Artespacio, que presenta una serie de 17 obras de diferentes formatos. La muestra es un proyecto colectivo, donde las artistas dan forma por primera vez a la conceptualización y presentación de una exhibición totalmente mancomunada, de una excepcional factura.

De esta forma, ambas artistas, cuyos trabajos se fusionan en esta exposición, continúan su exploración geométrica abstracta, por medio de objetos cuyas formas están presentes cotidianamente, sin embargo, pueden pasar inadvertidas. Ese es el insumo primordial para desarrollar una investigación tanto formal como material que busca descubrir y proponer nuevas formas y soluciones visuales. Así, ambas artistas confluyen en este colectivo en la revalorización de geometrías de excelente formación y precisión, las que son extraídas de elementos desechables.

Esto fue lo que las artistas nos contaron sobre la exposición.

¿Cómo surgió la exposiciónn Vol 1, en la Galería Artespacio?

Carolina: Este año me tocaba una exposición en la galería, porque Francisca y yo somos artistas de la galería, y nos conocimos ahí. Yo llegué a participar en una exposición este año, porque estaba apretada de tiempo, por diversos motivos personales, y era importante esta fecha, seguir trabajando y no perder el hilo de seguir exponiendo de forma reiterada. Había tenido mi primera exposición individual el 2019, como tocó pandemia y habíamos estado parados, era súper importante para mí, poder seguir. Con Francisca nos habíamos conocido en la galería, en una feria ChAco. Nos hicimos más amigas porque nos unía ciertos temas súper parecidos en nuestros intereses artísticos. Le propuse que si le interesaba trabajar conmigo en esta exposición y de inmediato Francisca dijo: “sí, de todas maneras”. Esto porque habíamos tenido una experiencia previa. Hicimos una venta de taller juntas, que también fue en la galería. Ahí expusimos sus obras y mis obras. A partir de esa venta de taller surgió esta idea de que podríamos hacer algo juntas.

Francisca: Porque era parte de la venta del taller.

Carolina: Cuando me llamaron de la galería para esta exposición, dije: “No tengo tiempo para hacer esta exposición individual”. Entonces dije: “Con Francisca tengo un proyecto que está en marcha, así que era ideal, aunque sea con tiempo también corto, ponerlo a prueba para esta fecha, este fin de año”. Nos conocimos en la galería, tenemos los mismos intereses, habíamos hecho una venta taller juntos, habíamos empezado un proyecto y se dio esto este link de haber hecho una colectiva. Finalmente, esto fue más que una colectiva. Nosotras trabajamos literalmente juntas en esta exposición. Están nuestras manos en todas las obras. Hicimos todas las obras juntas, toda la muestra juntas.

Francisca: Anteriormente, cuando empezamos a hacer la venta de taller, íbamos a juntar las obras mías con las obras de Carolina y dijimos: “Podríamos mostrar algo nuevo”. Ahí parte la idea de buscar un objeto que esté dentro de nuestro cotidiano, y salirnos de esta zona, no podría decir zona de confort, porque uno ya maneja su obra de una manera, al revés y al derecho. Entonces decidimos ocupar esta caja de huevo, porque las dos anteriores habíamos trabajado la caja de huevo, pero lo habíamos dejado abandonada. Dijimos: “Empecemos con la caja de huevo, descompongámosla y veamos qué pasa con los diferentes bocetos o módulos que pasan con esto”. De ahí hicimos muchos bocetos, todos modulares y guiados a la plástica, bocetos de dibujos, módulos que eran los módulos del huevo, pero en el tiempo corto que teníamos para presentar la venta de taller, nos ligamos a algo que nunca habíamos trabajado, que era el grabado digital. Todo lo que habíamos encontrado o descubierto, lo llevamos al grabado digital, no así al módulo en sí, que es lo que se presentó ahora.

Carolina: Partimos con esta idea de la caja de huevo, que nos interesaba a las dos, una geometría que nos interesaba a las dos. Partimos trabajándola, como una especie de maqueta, de volumen, viendo que podía pasar. Partimos traspasando toda esta geometría y estos módulos en dibujos y en grabados digitales. Esa fue la primera etapa y la segunda etapa fue la exposición de ahora, donde ya se transforman. Se llevaron a esta plástica y a esta obra en relieve, en volumen.

Cuéntenme cómo trabajaron en conjunto con este material que fue la base de la obra, ya que ocupan las cajas de huevo para todas las obras.

Carolina: Exacto, para todas. La única diferencia, es que no tiene caja literalmente. Hay una serie de las obras, que son parte de la exposición, en donde la caja de huevos fue un molde para ocuparlo como cemento. Hay algunas obras que son de cemento, que no está la caja de huevo, pero fue el molde para poder hacerlo y el resto son todas con caja de huevo. Hay algunas que están sin trabajar con color, otras con color y y otros que además tienen material con cobre, hay un par de obras que tienen cobre y los otros que son con cemento. Cuando nos preguntan sobre cómo conseguimos las cajas de huevo, es súper importante señalar, que todas las conseguimos nosotras, no hubo una compra de cajas, ni una donación de caja. Fue toda una odisea conseguir que todos nuestros cercanos nos dieran las cajas de huevo, porque la verdad es que se necesitaron muchísimas cajas para poder hacer la obra que hicimos.

Francisca: De hecho, las obras se atrasaban, por lo mismo.

Carolina: La caja misma de huevo, es un papel reciclado y nosotras también las reciclamos. La exposición tiene algo bonito, que el material que ocupamos tiene que ver con agarrar algo que es desechable y darle una nueva vida y elevar algo tan cotidiano, y llevarlo al arte. Creemos que el resultado fue súper bonito.

Francisca: La idea del cemento, no fue tampoco azaroso, porque las cajas de huevo,  no se pintaban texturas de cemento como fachadas y eran como esa textura industrial que nos remitía al cemento y por eso también quisimos hacer esta dualidad entre el papel y el cemento.

¿Cómo llegaron a la caja de huevo como material?

Carolina: Nosotras partimos después de la pandemia. La venta de taller la hicimos post pandemia. Francisca es de Viña y yo de Santiago, por lo que teníamos una cierta distancia. Como queríamos trabajar juntas, dijimos: “busquemos un material que ninguna de las dos haya usado”, salirnos de nuestra zona de confort. Francisca con mondadientes y yo con el acero. Ambas también habíamos trabajado con el papel y dijimos: «Hagamos algo que ninguna de las dos tenga tanto dominio y tratemos de buscar algo que esté, no sé si en la casa, pero que sea como de uso cotidiano, de tratar de rescatar algo». Tenía que ver con la pandemia, de no gastar en comprar un material. Las dos habíamos puesto la caja de huevo, cada una por su lado, entonces partimos directamente con la caja. Hacíamos muchas reuniones por zoom, donde cada una empezó a trabajar independiente, sin decirnos nada y nos mostrábamos los módulos que habíamos empezado a sacar. Fue súper bonito porque de las primeras veces, Francisca sacó unos módulos muy distintos a los míos, cuál de los dos era más interesante. Los que se llevaron a la exposición fueron una mezcla de los dos. Al final da lo mismo cuál quedó, pero fue interesante esa primera mirada. De una propia caja, salieron muchas opciones y fueron muy distintas al principio y después, en la conversación y en el desarrollo. Se llevaron las obras que se nos dieron, pero ahí el módulo empezó a cambiar y a mutar. Tuvo que ver con buscar algo sin tener que comprarlo, con esta idea de reutilizar y que no fuera algo que las dos domináramos o enfrentarnos a algo.

Francisca: Valorizar un elemento cotidiano que solamente tiene un uso, que es el trasladar los huevos y detrás de eso, hay un diseñador industrial, hay un trabajo de por medio, entonces no es una geometría simple tampoco. Estos módulos que nosotras pudimos rescatar de la caja, podrían ser perfectamente una pieza 3D. Eso nos parecía muy interesante.

Las dos tienen en común que trabajan con la geometría, con elementos estructurados ¿Cómo llegaron a un acuerdo para hacer las obras en conjunto? porque entiendo que todas las obras la hicieron las dos. ¿Cómo se fueron repartiendo la pega y que hacía cada una?

Carolina: A Francisca le tocó viajar hacia mi taller, y tuvimos un mes intenso de trabajo, de todas las mayores definiciones juntas, probando de todo. Hay muchas piezas y módulos que se pierden en la prueba. Igual cómo lo hacíamos cada una con nuestras obras. Probando, levantando, mostrando, pintando todas las pruebas de color las hicimos juntas.

Francisca: Es como un laboratorio de geometría. Considero que al final se convirtió en prueba y error, prueba y error, pero con tu compañera. Algo nos pasó, que yo creo que si yo encontraba que algo estaba bien, Carolina también lo encontraba, entonces era como match, congeniamos súper bien en lo que queríamos.

Carolina: Trabajar juntas, es como el mayor miedo, que una va a querer hacer una cosa y la otra va a ir por otro lado… la verdad es que fluyó súper bien. Más allá de que a lo mejor 100% en algunos puntos no íbamos a estar de acuerdo, no hubo problema con eso, sino que se dio una vuelta y si no me gusta, probemos otra cosa. Hasta que llegamos las dos a estar súper conformes con la obra y eso fue súper bueno. El apoyo de la otra fue genial porque, además, Francisca tiene súper potente el color, para mí fue súper interesante trabajar con ella, que yo no me había enfrentado tanto en mi obra al color, mientras Francisca en el módulo más arquitectónico. Nos complementamos súper bien y la verdad es que no fue nada de difícil trabajar juntas.

Francisca: Yo tengo una obra de Carolina y ella tiene una mía. Antes de conocernos existía una admiración, yo de parte de Carolina, la admiraba harto y me gusta mucho la obra que Carolina realiza. Trabajar con ella también fue un aprendizaje.

Carolina: Fran dice algo básico, ya que si nos invitamos y quisimos trabajar juntas, es porque nos gusta la obra de la otra, entonces ahí ya hay un pie, “ganado” de que va a fluir. Trabajar juntas, para un artista, es una experiencia diferente, rara por así decirlo, pero estamos súper contentas porque fluyó súper bien. Este es un proyecto que partió con esta exposición, que es este laboratorio de geometría, que va a seguir. No necesariamente con las cajas de huevo, a lo mejor sí, en algún momento con las cajas de huevo ahora o en el futuro.

¿Entonces ahora van a estar trabajando como colectivo, más que con sus trabajos individuales?

Carolina: Ambas cosas van paralelo.

¿Qué proyectos tienen a futuro?

Francisca: Tenemos otros proyectos, pero en dos años más tenemos una exposición individual, en 2025 en la Galería Artespacio. Yo estoy el primer mes y después viene Carolina. Más encima estamos juntas en la exposición.

Carolina: Tenemos muchas ideas en proceso, pero varios que tienen que ver con el colectivo.

Francisca: Mientras estamos trabajando con estos proyectos que vienen en el colectivo, trabajar independiente con la obra de cada una.

¿Cómo ha sido el trabajo con la galería en el momento en que ustedes le propusieron hacer esta exposición colectiva? Las dos trabajando juntas, ya que no son obras de las dos, sino que son obras hechas por las dos ¿Cuál fue la impresión de las galeristas?

Carolina: Ahora maravillosa, pero en el momento en que lo propusimos género dudas ¿Qué es esto? ¿Han sabido de otras personas que lo hayan hecho y haya funcionado? La experiencia dice que no funciona tan bien. Les mostramos toda nuestra idea y las convencimos.

Francisca: Dijeron vamos no más y nos apoyaron.

¿Cómo fue la recepción en la inauguración de la gente que fue y esta semana que han estado exhibiendo? ¿Qué comentarios han recibido? ¿Qué les ha llamado la atención?

Francisca: Siento que han sido puros comentarios increíbles. Lo que más creo que les ha sorprendido, de la exposición Vol. 1, es el trabajo en conjunto y cómo pudimos llegar a una idea en común.

Carolina: El material también, pero más que nada este trabajo en conjunto de no entender, pero expliquen cómo lo hicieron y cuál es la tuya y cuál es la mía. Eso ha sido lo que más ha llamado la atención.

Francisca: Este material cotidiano que se ve y que ya desaparece. El poder jugar con la geometría. Yo creo que esta posición es muy variada, ya que tiene texturas, color, hay obras que son más cinéticas que otra. Yo, como Francisca Garriga sola, soy más cinética, que muy geométrica o estructurada en algunas cosas. El poder tener el complemento, que es Carolina y juntarnos, hace que la exposición sea más variada.

¿Qué le podrían decir a la gente para invitarla a visitar la exposición en la Galería Artespacio?

Carolina: La exposición va a estar hasta el 2 de enero. Vamos a estar constantemente invitando, pero la galería está abierta a todo público para que vayan. Nosotras vamos a ir avisando cuando estemos nosotros, que también es súper rico para la gente cuando va, a que esté uno y le pueda explicar y contarle la experiencia.

Francisca: Queremos que la gente vaya y podamos también saber cómo otras personas trabajan, como es un colectivo que no se cierre sólo en lo que nosotras hacemos. También poder compartir con otros artistas que también tienen diferentes dudas o ellos también nos pueden compartir. Por eso se llama “Hablemos de Geometría”. No solamente vamos a hablar nosotras.

De Geometría_Vol I

Colectivo De Geometría  

Francisca Garriga | Carolina Agliati

Desde el sábado 26 de noviembre hasta el lunes 2 de enero

Sala Principal de Galería Artespacio.

Latest Posts

Destacados

suscríbete

Suscríbete al newsletter para obtener la agenda cultural semanal