spot_img
28.1 C
Santiago
domingo, enero 29, 2023

últimos posts

Entrevista al actor y guionista de “Papá al Rescate” Rodrigo Muñoz: “El contenido es bien profundo, pero la forma es graciosa»

- Esta publicidad ayuda a mantener este sitio -

Por Galia Bogolasky

Entrevistamos al reconocido actor que protagoniza este estreno chileno, junto a Benjamín Vicuña, Jorge Zabaleta y Fernando Larraín. Además, es el co guionista de la cinta junto al productor Sebastián Freund (Stefan v/s Kramer). Papá al Rescate es dirigida por el aclamado cineasta argentino Marcos Carnevale (Granizo).

La historia se centra en Nico (Benjamín Vicuña), quien decide ir al rescate de su hija antes de que pase al sistema de adopción, acompañado de sus mejores amigos: Raimundo (Jorge Zabaleta), Chico (Rodrigo Muñoz) y Fernando (Fernando Larrain). Con ellos vivirá una loca aventura llena de riesgos e impensados peligros.

¿Cómo llegaste a ser parte del elenco protagónico de Papá al rescate?

Esta es una idea que nació de parte de un grupo de amigos que queríamos hacer cine juntos y por eso estoy en el elenco y por eso están todos los que están, porque es un grupo de amigos en realidad. Nos juntamos con un cineasta que es Sebastián (Freund) y yo tenía la idea de hacer una historia con un grupo de amigos y él sabía mucho de técnica cinematográfica, así que entre los dos hicimos el guion, en el que nos demoramos muchísimo. Hicimos varias versiones, porque luego llegó la pandemia, el estallido social, pasaron muchas cosas que nos hicieron replantearnos la escritura. Además, los movimientos feministas fueron muy fuertes acá y en Argentina, como la historia ocurre en Argentina, hubo que cambiar muchas cosas que estaban un poco antiguas, ahora, como va a la velocidad del mundo, en tres años se hizo obsoleto, tuvimos que cambiarlo. Por eso estoy en el elenco porque es un impulso que partió de nosotros, de un grupo de amigos que queríamos hacer cine y se materializó ahora de manera increíble, no lo esperábamos.

Tu has escrito para teatro y televisión ¿Cómo fue el proceso de escritura para cine con Sebastián Freund?

Yo escribí teatro desde que estaba en la escuela, todavía es muy caro comprar obras. Una obra cuesta $5mil dólares y uno como estudiante no tiene plata. Entonces empecé a escribir mis propias obras, después tuve un proceso largo en que trabajé con Lemebel como diez años, pasaba sus crónicas a teatro y escribíamos juntos también algunos guiones. Luego empecé a escribir teleseries, escribí cuatro teleseries, junto a Rodrigo Bastías. Ahora entré al formato cine. Yo había tanteado un poco el cine, porque me llamaban para poner escenas más frescas, me mandaban escenas en las que yo tenía que poner más frescura, más chispeante, trabajaba como un reparador de escena o le ponía humor a algunas escenas. Hicimos una buena alianza entre Sebastián y yo, él es más cuadrado, sabe mucho de estructura de cine, entonces me decía: «Acá tienes que hacer el primer cambio, acá el segundo, acá el héroe tiene que volver a su deseo, ahora tiene que decepcionarse». Fuimos los dos compenetrándonos en un trabajo que terminó siendo absolutamente de los dos y resultó este material hermoso, bonito. Uno siempre encuentra que podría haber sido más, pero la gente lo recibe muy bien. Ayer estuve en una función en Viña del Mar, una función popular llena de gente y la gente salía emocionada, nos abrazaba al final del cine, fue una experiencia.

En estos dos roles, entre la actuación y la escritura, ¿hay alguna en las que te sientas más cómodo? o ¿Te gusta estar en las dos?

La verdad es que me gusta todo, porque aprendí desde que estaba en la escuela de teatro de que tenía que hacer todo; escribir, dirigir, actuar y hacer la producción, etc. Entonces me siento cómodo en las dos cosas, ambas me gustan. Me gusta mucho actuar en televisión, en teatro, en cine, lo paso bien actuando, inventando, proponiendo. Escribir cine es fascinante porque uno puede contar una historia y meterse en mundos, en personajes. Creo que son muy compatibles las dos, de hecho cuando estoy escribiendo o cuando escribíamos cosas de teatro, nos imaginábamos a los actores porque los conocíamos, sabíamos qué actor iba a hacer al personaje, eso era mucho más fácil, se nos daba mucho más, este personaje lo diría mejor este, este otro actor, etc.

Tu te has desarrollado mucho más en el tema de la comedia, en general, ¿esta película siempre fue pensada en que fuera una comedia? porque la historia y el punto de partida es bien triste, ya que se trata de un padre que debe ir a buscar a su hija ya que se murió la mamá.

Me he dado cuenta, con el tiempo de que esto de los géneros está muy mezclado, ya no existe una cosa purista de que solo es comedia, solo es tragedia. Hay gente que le pondrá título a esto, pero finalmente uno cuenta una historia. Uno la cuenta desde su prisma. A mí me gusta reírme y todas las situaciones tienen que ver un poco con la idiosincrasia del chileno, que nos reímos en los momentos más trágicos, a veces. Me acuerdo que para el terremoto que fue terrible, estábamos todos encerrados en la casa de un amigo y de repente a los diez minutos del terremoto, empezaron los chistes y las risas y el humor. Eso no está exento de que haya habido un drama por detrás, pero todo uno lo aliviana, el chileno es un poco así, tiene que ver con nuestra idiosincrasia. Aquí tratamos de contar una historia, que era una historia de amistad y dentro de eso los amigos eran graciosos, pero la situación era más bien dramática, sin embargo, cómo la resuelven estos personajes, es lo gracioso.

Esta película es una coproducción con Argentina, el director Marcos Carnevale es argentino y la filmaron en Mendoza, ¿Cómo fue el trabajo con el equipo argentino y haber trabajado en esta coproducción?

Nos dimos cuenta de que estamos muy lejos de las producciones argentinas, por lo menos las que a mí me había tocado hacer. Me encontré con una industria que acá yo no había experimentado. Había trabajado en muchas películas, en una película mexicana una vez que era una superproducción, pero está ya superó todas mis expectativas. Llegamos a un lugar donde había 50 personas trabajando, nosotros llegamos con un equipo de chilenos en que éramos unos 10, 15 chilenos y allá eran todos argentinos. Estaba todo listo, todo preparado, toda la logística. Se nota en la película, cuando uno ve tremendos paisajes filmados, eso eran tremendas grúas que estaban grabando. Por ejemplo, la escena de las protestas, de las chicas, cuando yo la escribí nos imaginamos veinte niñas, treinta niñas, llegamos allá y había doscientas. Era todo muy espectacular, a mí me saltaban las lágrimas. Por ejemplo, el valor que le dan a la gente que escribe. Cuando yo llegué allá me pasaron una habitación gigantesca y yo dije: “Parece que se equivocaron, es para Benjamín Vicuña (risas)” y me dicen: “No, si vos sos el autor así que esa es tu habitación». Ojalá algún día nosotros podamos llegar a eso, porque se trabaja mucho mejor así, se trabaja con amabilidad, todo el mundo feliz. Fue como estar en un espacio en el que todos estábamos pensando lo mismo y trabajando por lo mismo. Estuvimos encerrados dos meses, actores argentinos y chilenos y equipo chileno y argentino, donde hicimos como una familia.

La película se estrenó y ha logrado miles de espectadores, ¿Cómo han sido las expectativas de ustedes? ¿Se imaginaban que iba a ser un éxito? ¿Qué esperan del público chileno?

La verdad es que casi nunca me planteo qué va a pasar con el público. Espero que la gente que vaya le guste, ese es mi objetivo, que la gente que vaya se emocione. La cantidad de gente es otra cosa que ve más la gente de producción. Feliz no más, que la gente haya salido emocionada, ayer una señora me abrazaba tanto rato y quería sacarse fotos, yo le dije: «Pero señora si usted igual me ha visto en el teatro», me decía: «Pero es que es distinto, ahora una película, es diferente». Con eso ya quedo bastante emocionado y contento.

La película me recuerda a la franquicia de Hollywood Hangover, ¿tuvieron alguna inspiración o sacaron referencias de esta película?

Por supuesto, yo creo que son del mismo estilo, la diferencia está en que esto es a la chilena, con problemas chilenos, con problemas mucho más precarios. Ellos tomaban una droga y los hacía perder la memoria y aquí a los tipos se les cae un auto por un barranco, porque el auto era penca, rasca y viejo. Tiene que ver con cosas que nos pasan a nosotros. Sin duda, vimos muchas películas, pero más que por el contenido, las vimos por la forma. Sabíamos que en la página número diez tenía que haber el primer quiebre, en la página número veinte, tenía que haber el segundo quiebre. Casi al final tenía que pensarse que todo estaba solucionado, pero no era así, o los personajes creían que ya estaban felices y llegaba la noticia de que a la niña no la habían entregado todavía. Todas esas cosas técnicas son años de ver películas y cachar más o menos cómo lo hacen otras personas y tratar de traducirlo acá. Yo creo que tienen algo muy latinoamericano, de personas que viven al lado de la cordillera. Hay que asumir que estamos en una especie de isla, porque salimos de acá y ya no funcionan los celulares, estamos perdidos por la cordillera, hay un viento sombra que ataca cuando uno está en el desierto o en la cordillera o en la pampa. Son cosas que ocurren solamente acá, son cosas que pasan solamente al sur del mundo.

Sobre las temáticas que aborda la película ¿Qué temas te interesaban narrar en esta historia?

Fundamentalmente la amistad y darse cuenta de que uno puede remediar sus errores. Siempre he pensado eso, he tratado de hacerlo también en mi vida, cuando uno se equivoca cuando más pendejo, después la vida siempre te da oportunidades de poder recuperar ese momento en el que uno la ha embarrado, se ha equivocado. Cuando yo era chico era muy mal genio, cuando estaba estudiando teatro sobretodo, porque a veces las cosas no funcionaban, no estaba preparado para la frustración, entonces me enojaba muy rápido. Con el tiempo me he dado cuenta que es tan difícil hacer esta pega, que uno no puede andar enojado por la vida, sino que, al contrario, tiene que estar sumando. He tratado de acercarme a esas personas, hablar con ellas, explicarles de dónde venía esta rabia, esta frustración. Esa es una oportunidad que me dio la vida de poder darme cuenta. Lo mismo en esta película, los papás de la niña llegaron al acuerdo de no verse, sin embargo, el personaje de Benjamín siempre estuvo pensando en esta niña, hasta que la vida le dio la oportunidad de recuperarla.

En esta película actúan tu señora (Claudia Pérez) y tu hija (Daniela Muñoz), ¿Cómo fue trabajar con tu familia?

Hermoso, sin duda para mí es un sueño trabajar siempre con mi familia y con mis amigos. A veces se critica eso, dicen que es nepotismo, pero en el arte somos tan poquitos y todos nos conocemos, además de que las oportunidades son pocas, yo opto por trabajar con mi familia y con mis amigos siempre. No creo tanto en los proyectos en los que te llaman por un casting, puede ser, funciona, pero creo que en las cosas que se hacen familiarmente y con amigos. Lo mismo en el teatro, en el camarín es entretenido. He visto también que otros grupos hacen lo mismo, llaman siempre a sus amigos y hacen su tipo de cine. Yo preferiría siempre trabajar con mis amigos y hacer el tipo de cine que me gusta. De hecho, ahora ya estoy escribiendo una nueva película y también estoy haciéndola con amigos. Creo que cada tribu busca cómo hacer sus cosas.

¿Qué le podrías decir a la gente para invitarla a ver Papá al Rescate?

Van a pasar un momento especial, porque uno de repente llega como prejuiciado para reírse con chistes, llega acá y se da cuenta que hay una historia humana, emotiva, una historia que se plantea ciertos conflictos que están pasando en la sociedad. Además, relatada de una manera graciosa. El contenido es bien profundo, pero la forma es graciosa. Además, es muy representativa de cómo somos nosotros los chilenos, tú te das cuenta que siempre somos muy de andar con amigos, de andar con la familia para todos lados, somos como aclanados los chilenos. Por eso nos gusta el 18, porque nos gusta compartir con la gente. Tal vez esta película, si se hace en Francia se haría de otra manera, o si se hace en Inglaterra obviamente sería muy distinto, porque las personalidades son diferentes. Acá existe esta cuestión de si va uno vamos todos. Yo me acuerdo cuando chico de que le pegaban a Juanito y partían todos del barrio a mirar quien le había pegado a Juanito. Tenemos esa cuestión de clan, de familia y de barrio, que yo creo que se refleja en la película.

FICHA TÉCNICA

Título Original: Papá al rescate

Director: Marcos Carnevale

Elenco: Benjamín Vicuña, Jorge Zabaleta, Fernando Larraín y Rodrigo Muñoz

Género: Comedia

Estreno Chile: enero 5, 2023

País de Origen: Chile

Distribución: BF Distribution

Latest Posts

Destacados

suscríbete

Suscríbete al newsletter para obtener la agenda cultural semanal