Un aplaudido estreno mundial tuvo documental de Nanni Moretti filmado en Chile 

 
Con una ovación de más de 7 minutos fue recibida “Santiago, Italia” en su premiere mundial el fin de semana, como film de clausura del Festival de Turín. El nuevo largometraje del prestigioso realizador italiano se estrenará esta semana en más de 40 salas de cine a lo largo de Italia, y sus productores en Chile, Storyboard Media, lo exhibirán en nuestro país en el segundo semestre del próximo año, en una fecha aún por determinar.
Un año después de su rodaje, la nueva película del prestigioso cineasta italiano Nanni Moretti (1953), el documental filmado en Chile “Santiago, Italia”, tuvo su estreno mundial este pasado fin de semana, como título de clausura de la 36a edición del Festival Internacional de Cine de Turín. Y la recepción del público fue muy entusiasta, como lo demostró la ovación de pie de más de 7 minutos que los asistentes le brindaron al realizador la noche del sábado, al término de la función. La película, que ha generado notorio interés en la prensa italiana, con publicaciones y entrevistas a Moretti en

medios como la RAI y el diario La Repubblica, tendrá además su estreno comercial en más de 40 salas de ese país a partir de este jueves 6 de diciembre, y en febrero próximo debutará en cines franceses.

Producida por la compañía del director, Sacher Film, junto a los franceses de Le Pacte y Rai Cinema también por Italia, la filmación en Chile se realizó a través de la productora local Storyboard Media (“El pacto de Adriana”), quienes son los productores ejecutivos en representación de nuestro país y ya confirmaron que el estreno en Chile se realizará en el segundo semestre de 2019, en una fecha aún por definir. Y es que como ya lo indica su título, a nivel local la temática que aborda la película establece un fuerte lazo entre Italia y la historia reciente chilena: entremezclando imágenes de archivo con entrevistas registradas durante 12 días en septiembre de 2017, “Santiago, Italia” reconstruye el rol de la embajada italiana en Santiago en los meses siguientes al golpe de Estado de 1973, en particular como asilo para cientos de refugiados opositores a la dictadura de Pinochet, ofreciéndoles la posibilidad de ayudarlos a abandonar el país.
En la presentación previa a la exhibición en el Festival de Turín, Moretti explicó cómo llegó a realizar esta película cuando hace un año y medio, estando de visita en Santiago para una charla y encuentro con el público chileno, el embajador de Italia en nuestro país, Marco Ricci, le contó detalles de lo sucedido en la embajada, una realidad que Moretti, quien en ese entonces tenía sólo 20 años y seguía con interés a la distancia lo que ocurría en Chile, había oído pero había olvidado hasta que volvió a escucharla.
Fue esa historia la que él quiso contar en el documental, que en un comienzo sólo consideraba entrevistas en Italia, pero finalmente se decidió a venir a filmar en Chile: “Esta es una historia italiana de la que se puede estar orgullosos, una historia de acogida”, explicó el realizador; “y me gusta poder contarla hoy cuando una gran cantidad de la sociedad italiana está precisamente andando en dirección opuesta a la acogida y la solidaridad. Quería contar esta historia de manera esencial y simple, algo que también requiere trabajo; había muchas analogías entre Chile e Italia, pero en vez de entrevistar estudiosos o expertos en historia, quise entrevistar a personas que vivieron estas experiencias en septiembre de 1973, y preferí que fueran ellos quienes hablaran, con su humanidad y sus emociones”.
Uno de los aspectos más llamativos de este proyecto es que a lo largo de sus más de cuatro décadas de trayectoria fílmica, Moretti, reconocido internacionalmente como uno de los autores más destacados del cine europeo, ha desarrollado una filmografía centrada casi exclusivamente en la ficción, con 12 largometrajes, el último de los cuales era hasta ahora “Mia madre”, de 2015. Sus incursiones en el documental han sido muy esporádicas y de difusión más acotada, incluyendo títulos como “La cosa”, de 1990, o cortometrajes como “Il giorno della prima di Close Up”, de 1996, todos habitualmente filmados en Italia, salvo excepciones como el corto “The Last Customer”, de 2002, registrado en Nueva York, y ahora “Santiago, Italia”.
A lo largo de los días de rodaje en Santiago, Moretti visitó y recorrió la embajada de Italia, ubicada en la comuna de Providencia, y además estuvo en distintos sectores de la capital (incluyendo locaciones como el Estadio Nacional y el penal de Punta Peuco), aprovechando de entrevistar no sólo a quienes vivieron en persona esos días en el recinto diplomático, sino además entre otros a personalidades tan diversas como la abogada y actual diputada Carmen Hertz y cineastas como Patricio Guzmán, Miguel Littin y Carmen Castillo. El resultado: 40 horas de filmación que finalmente fueron reducidas a 80 minutos de duración.
Reconocido por su particular sentido del humor y sus agudas observaciones sobre la política y la sociedad italiana, premiado en las competencias oficiales de algunos de los principales festivales de cine del mundo como Berlín y Venecia, Moretti ha sido particularmente distinguido en Cannes, donde no sólo fue elegido Mejor Director en 1994 por “Caro diario” y obtuvo la Palma de Oro por “La habitación del hijo” en 2001, sino además fue presidente del jurado en 2012. En “Santiago, Italia” contó con un equipo conformado principalmente por chilenos, y sólo viajaron junto a él desde Italia su asistenta de dirección, Loredana Conte, quien trabajó junto a él en “La habitación del hijo” y “El Caimán”, y su directora de fotografía, la italo-chilena Maura Morales Bergmann. El montaje del film estuvo a cargo del italiano Clelio Benevento, dos veces nominado al premio David de Donatello, incluyendo su anterior trabajo con Moretti, “Mia madre”.
Fundado en 1982 y actualmente dirigido por la crítica de cine Emanuela Martini -una de las pocas mujeres al frente de un certamen fílmico en Italia-, Turín es el segundo festival cinematográfico italiano más importante después de Venecia, y mantiene un sello programático centrado en películas independientes o más experimentales, en especial descubriendo nuevos talentos; sin ir más lejos, en años recientes han premiado a cineastas como Damien Chazelle (el mismo de “La La Land” y “El primer hombre en la luna”, actualmente en cartelera, quien fue galardonado en el certamen de 2009 por su ópera prima, “Guy and Madeline on a Park Bench”) y el chileno Pablo Larraín, quien de hecho fue distinguido por “Tony Manero” hace justo una década, en 2008, y el año pasado integró su jurado oficial.
Por su parte, además de fundar en 2005 el Santiago Festival Internacional de Cine, SANFIC -organizado y producido en conjunto con CorpArtes-, evento fílmico que ya cuenta con 14 ediciones, Storyboard Media ha desarrollado diversas producciones cinematográficas a partir de 2014, destacando particularmente su primer documental: “El pacto de Adriana”, de Lissette Orozco, que desde su estreno mundial el año pasado en la sección Panorama del Festival de Berlín ha tenido una elogiada y premiada trayectoria en certámenes de las más diversas latitudes, además de ser nominado a los Premios Fénix y Platino. Esta nueva incursión en el género documental, ahora impulsada por un talento tan reconocido a nivel mundial como Nanni Moretti, precederá el estreno de otros nuevos trabajos en ficción y documental que esta productora está desarrollando en estos momentos.
“Para Storyboard Media ha sido y está siendo muy relevante ser parte de esta nueva película de Nanni Moretti”, comentan Gabriela Sandoval y Carlos Núñez, productores del documental por parte de Chile y quienes estuvieron presentes en la exhibición en Turín. “Fue muy emocionante la función a sala llena y que fuera recibida con la ovación de pie de 7 minutos, como coproductores quedamos muy contentos y emocionados por la película, y además con la recepción del público reafirmamos que es un documental muy importante no sólo para Chile e Italia sino además para el resto del mundo. Estamos seguros que tendrá una gran circulación a nivel internacional no sólo en festivales sino ademas con la exhibición en salas y otras plataformas, incluyendo por supuesto el estreno en nuestro país en el segundo semestre del próximo año”.
Comparte:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*